Los nódulos de las cuerdas vocales son crecimientos benignos (no cancerosos) en ambas cuerdas vocales producidos por el abuso de la voz. Según explica la American Speech-Language-Hearing Association (ASHA), con el transcurso del tiempo, el abuso continuo de las cuerdas vocales tiene como resultado un tejido suave e inflamado en cada una de ellas. Estos tejidos pueden endurecerse y convertirse en lesiones similares a un callo llamados nódulos. Mientras más se prolongue el abuso de la voz más se agrandarán y endurecerán estos callos.

Por su parte, los pólipos pueden tomar diferentes formas, y algunos de ellos pueden ser originados por el mal uso de la voz. Pueden hallarse en una o en ambas cuerdas vocales; y pueden tener la apariencia de una protuberancia (similar al nódulo), o de una lesión similar a una ampolla. La mayoría de los pólipos son más grandes que los nódulos, y se les puede también denominar edemas de Reinke o degeneración polipoide. La mejor manera de entender la diferencia entre los nódulos y los pólipos es imaginar que un nódulo es un callo y un pólipo es una ampolla.

Lea también: Fabrican las primeras cuerdas vocales en un laboratorio

Algunos de los síntomas para identificar los nódulos y los pólipos son:
  • Ronquera
  • Voz entrecortada
  • Voz «áspera»
  • Dolor que corre de oreja a oreja
  • Sensación de tener algo atorado en la garganta
  • Dolor en el cuello
  • Disminución de la escala tonal
  • Fatiga corporal y de la voz

Para conocer más detalles acerca de este tema en el siguiente vídeo, en el cual la otorrinolaringóloga Jackeline Álvarez, nos explica qué son los nódulos vocales

Fuente: ATS/ ASHA

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad