¿Quieres convertirte en un gran líder? Para lograrlo te contamos cuáles son los ocho hábitos que tendrás que comenzar a cultivar:

Recurren a los elogios

Forman casi parte del aire de un líder efectivo: natural, aromático, frecuente y, más que nada, genuino y sincero.Líderes

También puedes consultar: Cómo proveer valor agregado a tu trabajo

Deciden

Las ideas que tienen son muy buenas, pero la implementación es todo. Los grandes líderes miden, evalúan y deciden casi inmediatamente, gracias a que la decisión y la acción que toman les da la confianza y el impulso para hacerlo. Para ellos, las malas decisiones son mejores que no tomar ninguna. Los errores casi siempre pueden ser corregidos.

Aceptan responsabilidades

Los grandes líderes son los primeros en decir “Me equivoqué” o “Tomé la decisión errónea; necesitamos cambiar de curso”. Son personas que se hacen responsables y desesperadamente quieren construir una cultura en donde los errores son retos que hay que superar.

También puedes consultar: Reconoce a las personas tóxicas en el medio laboral

Se comunican

Los negocios están llenos de “qué”: qué implementar, qué ejecutar, qué decir y, a veces, qué sentir. Lo que falta es un “por qué”. Es por eso que muchos proyectos, procesos y tareas fallan.

Los gerentes estipulan

Los grandes líderes explican y luego escuchan, porque creen que la comunicación más efectiva se da cuando escuchamos. Lideres 1

Dan el ejemplo

Imagínate que estás caminando por la fábrica con el gerente de planta y hay un pedazo de basura en el piso. Hay dos tipos de personas en esta situación:

  • La primera lo ve, se detiene, lo toma, camina 20 pasos hacia el basurero y lo tira. No solo levantó la basura sino que también dio un mensaje.
  • El segundo lo ve, lo levanta y se queda con la basura hasta que ve que un basurero está cerca. No está pensando en dar un mensaje.

También puedes consultar: Consejos para emprender

Dan retroalimentación

Los grandes líderes tratan naturalmente de cambiar su vida porque les importa.

Buscan ayuda

Este tipo de persona no pretenden saber todo, así que por instinto hacen preguntas y automáticamente piden ayuda. En ese proceso muestran vulnerabilidad, respeto por el conocimiento y las habilidades de otros.

Retan

La mayoría de los líderes implementan sus ideas al reforzar procesos y procedimientos que apoyan sus ideas. Les importa mucho más cuando es su idea, proceso o responsabilidad.

Fuente: Jobomas 

Comenta y se parte de nuestra comunidad