El llantén es una hierba silvestre, común en caminos y praderas. Sus hojas utilizadas en compresa o loción son excelentes para calmar y curar picaduras de insectos, erupciones cutáneas alérgicas de todo tipo y eczemas infectados.

llantenIgualmente es útil para limpiar mordeduras y heridas por sus propiedades calmantes, astringentes, antiinflamatorias y analgésicas.

Por otra parte, esta sencilla planta agiliza la curación del acné y las contusiones. Además, alivia las erupciones provocadas por herpes y alivia los dolores neurálgicos.

Según los fitoterapeutas, con una infusión, preparada con dos cucharaditas por taza, se combate la mucosidad nasal provocada por alergias, polvo, irritación por humo, resfriados, vértigos y zumbidos de oídos asociados con el catarro, así como cistitis crónica y colon o vesícula irritables.

En caso de tener las encías inflamadas y sangrantes, con esta misma infusión se pueden hacer lavados bucales. Asimismo, gárgaras cuando se tiene la garganta irritada.

Para los niños pequeños que sufren de alergia, mucosidad nasal y erupciones cutáneas, se pueden añadir 2 tazas de una infusión de llantén bien cargada en el agua del baño.

Lea también: ¿Conoces los beneficios de la Pira?

Primeros auxilios

Una manera rápida de preparar una compresa de llantén para primeros auxilios cuando se está fuera de casa consiste en masticar 2 o 3 hojas y colocarlas sobre el corte o la picadura junto con un paño limpio. Se recomienda que las hojas las mastique el mismo afectado.

Contraindicaciones

El llantén no se debe utilizar cuando haya hemorragia interna. Además, se recomienda siempre consultar con el médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

Con información de Internet