VPH Virus del Papiloma Humano
Foto referencial

La Neoplasia Cervical Intraepitelial (CIN, por sus siglas en inglés) es una enfermedad que se caracteriza por presentar un crecimiento anómalo de las células del cérvix o cuello uterino. Asociada a la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) puede desembocar en el desarrollo de un cáncer de cérvix. De hecho, y cuanto mayor es el grado de la CIN, mayor es la posibilidad de desarrollar un tumor en el cuello uterino. Sin embargo, la relación entre la CIN y el cáncer no termina aquí.

Según un estudio realizado por investigadores del Hospital Universitario de Copenhague, en Dinamarca, la CIN de grado 3 e, incluso, de grado 2, aumenta, y mucho, el riesgo de desarrollar un cáncer en el ano, en la vulva o en la vagina.VPH

Lea también: Descubren diana terapéutica para curar síntomas del lupus

Como explica Susanne Krüger Kjær, directora de la investigación, «mientras la relación entre el VPH y el cáncer de cérvix es bien conocida, nuestros resultados añaden los cánceres de ano y genitales a la lista de las potenciales consecuencias a largo plazo de la infección por el VPH y podrían suponer un nuevo apoyo para la vacunación frente al virus».

No en vano, indica la investigadora, «la vacuna frente al VPH es profiláctica, y si podemos prevenir ya desde el primer momento la infección por el virus, entonces podremos prevenir algunas de estas enfermedades resultantes de la infección persistente».VPH 1

Mayor riesgo de sufrir cáncer

Para llevar a cabo el estudio, los autores analizaron los historiales médicos de 2,8 millones de mujeres residentes en Dinamarca, algunas de las cuales fueron seguidas a lo largo de estos 34 años, con el objetivo de establecer una posible relación entre la CIN y el cáncer anal, de vulva y vaginal. Concretamente, el número de participantes con CIN-3 se estableció en torno a 104.000, mientras que cerca de 52.000 mujeres tenían CIN-2.

Lea también: Bioética: poniendo límites a la experimentación humana

Los resultados mostraron que, frente a aquellas mujeres sin historial de la enfermedad, las participantes con CIN-3 tenían un riesgo 4,2 veces superior de desarrollar cáncer de ano, una probabilidad 4 veces mayor de padecer cáncer de vulva, y un riesgo hasta 17 veces superior de desarrollar cáncer vaginal.

Fuente: ABC Salud 

Comenta y se parte de nuestra comunidad