El kitesurf es un deporte extremo de deslizamiento sobre el agua en el que el viento impulsa una cometa de tracción (kite, en inglés) unida al cuerpo a través un arnés, para navegar en una tabla sobre las olas o realizar maniobras en el aire al mejor freestyle.

Aunque para su práctica no es preciso tener un porte físico ni estar en los mejores años de la juventud, ya que los kiters van de los seis a los 60 años, se debe tener presente que se trata de un deporte de riesgo, por lo que son necesarias ciertas dosis de fuerza, resistencia y coordinación.

Eso igualmente supone que aquellas personas con falta respiratoria grave o dificultades cardiovasculares no deben ejecutarlo, porque la adrenalina liberada hace ampliar marcadamente la tensión arterial y el ritmo cardíaco. No está indicado para quienes soporten lesiones graves o recurrentes de hombro o rodilla, sufran diabetes o no sepan nadar, ya que cualquier incidente en alta mar lograría ser doblemente peligroso.

Kitesurf

Lea también: Conoce de qué se trata el paddle surf y sus beneficios

El kitesurf permite conseguir un estado de forma envidiable, ya que se trabaja tanto el tronco superior como el inferior, evitando desequilibrios. El fortalecimiento de la zona abdominal es notorio ante una mejora física en la zona y en especial de los abductores, fundamentales en otros deportes explosivos como el atletismo o el fútbol.

Siempre es conveniente realizarse un reconocimiento físico, tanto previo como periódico, porque se trata de una actividad muy exigente.

kitesurfing

Lea también: Ejercicios para realizar en la playa

Entre los beneficios del kitesurf tenemos los siguientes:

  • Mezcla el trabajo aeróbico con la tonificación de extremidades y tronco, lo que ayuda a controlar el peso, moldear la figura, más ganar fuerza y resistencia física.
  • Amplía la coordinación y  el equilibrio.
  • Mejora el sistema inmunitario.
  • Permite ganar rapidez a la hora de tomar decisiones y resolver escenarios complicados.
  • Promueve el respeto por la naturaleza y brinda la posibilidad de contemplar parajes únicos mientras se hace ejercicio.
  • Hace descargar adrenalina, por lo que es un deporte anti estrés, al actuar a nivel cerebral induciendo grandes dosis de bienestar.
  • Ayuda a conocer gente con los mismos intereses.
  • Permite, por unos segundos, sentir la sensación de volar.

También puedes consultar: Beneficios del esquí náutico

Para su práctica, poco importa si el  agua es salada o dulce, solo hay que esperar que el viento sople de forma estable, hacia la orilla y sin mucha fuerza (es decir, entre 15 y 30 nudos, a no ser que se trate de profesionales).

Salvo que las condiciones climatológicas resulten desfavorables, las playas, lagos y embalses son escenarios idóneos para la práctica del kitesurf, siempre que reúnan las condiciones indicadas y se hallen lejos de embarcaciones con poco grado de maniobrabilidad y cualquier zona de bañistas o destinada a otros deportes náuticos.

Fuente: webconsultas

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad