Futbolistas y maratonistas han caído en la zona de competencia ante los ojos de miles de espectadores. Un dolor en el pecho y, de repente, un profundo desmayo del cual pueden no volver. ¿La razón? Nervios, pocas horas de sueño, exceso de cafeína y sobre todo, un corazón no atendido.

Pocos han sobrevivido a un ataque de «muerte súbita», aunque afortunadamente no es muy común. Según un estudio ejecutado en el Instituto de Toxicología de Madrid, se hallaron 61 muertes de este tipo en 7 años; esto es casi 9 al año, menos de una por mes.

La muerte súbita sindicada al deportista en el 85% de los casos es provocada por una enfermedad coronaria. Cuando se obstruyen las arterias y se exige al cuerpo que respire más aceleradamente y envíe más oxígeno, éstas suelen colapsar.

Correr

Lea también: Consejos para dejar la pereza y salir a correr

Factores de riesgo
  • Edad superior a 35-50 años
  • Ser hombre
  • Mujer mayor de 70 años
  • Antecedentes de enfermedad coronaria en la familia
  • Nivel alto de colesterol
  • Fumar
  • Hipertensión arterial
  • Estrés

carrera de los amigos

Lea también:  Ejercicios que te harán correr más rápido

En entrevista con María Laura García, la cardióloga Rosa Acosta nos explica claramente cómo y por qué ocurre la muerte súbita en los corredores, y cómo podemos prevenirla:

Fuente: runners

Comenta y se parte de nuestra comunidad