De acuerdo con un estudio realizado por científicos de la Universidad de Alabama, tener un tatuaje podría poseer beneficios para la salud. Los resultados se publicaron en la revista científica Human Biology.

Especialistas de dicha universidad norteamericana expresan que tener el cuerpo cubierto de tatuajes fortalece el sistema inmunológico. Los resultados de la indagación concluyeron que estas personas poseían mayor resistencia para superar enfermedades complejas e inmunidad para otras más sencillas como gripe, por ejemplo.

El Doctor Christopher Lynn, afirma que al hacerse un tatuaje el cuerpo reacciona ante un contexto de estrés y reduce sus defensas, en ese instante se podría contraer enfermedades. Pero cuando la persona se efectúa más de un tatuaje, la resistencia aumenta.

“Después de la respuesta al estrés, tu cuerpo regresa a un equilibrio. Sin embargo, si continúa el estrés una y otra vez, en lugar de volver al mismo punto de balance, tu cuerpo se reajusta y los parámetros se vuelven más altos porque te vuelves más fuerte”, asevera el científico.

Lea también: ¿Debes mostrar tus tatuajes en una entrevista de trabajo?

Lynn colocó como ejemplo a las personas que van al gimnasio por primera vez y están fuera de forma. Las primeras rutinas en el gimnasio son dolorosas con dificultades musculares, pero si se permanece en la rutina el dolor se desvanece y el deportista se vuelve mucho más fuerte.

Para el estudio se eligió una muestra de 24 mujeres y cinco hombres. Primero se les efectuó un cuestionario para saber la cantidad de tatuajes que poseían, el tiempo que les tomó ejecutar cada uno. Posteriormente se tomó una muestra de saliva de los colaboradores, antes y después de hacerse un nuevo diseño en la piel, así lograron comprobar la existencia de anticuerpos que protegen al cuerpo de las infecciones.

Fuente: elcomercio

Comenta y se parte de nuestra comunidad