Consumir más de cinco vasos a la semana de bebidas azucaradas o edulcoradas, incluyendo las light y los jugos de frutas, aumenta la obesidad abdominal, la hipertensión arterial, los niveles de triglicéricos en sangre y, además, reduce el colesterol HDL, también conocido como ‘bueno’; ésto es lo que se conoce como síndrome metabólico, según ha mostrado una investigación realizada por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN).

Para alcanzar esta conclusión, en el trabajo, que forma parte del estudio ‘Prevención con Dieta Mediterránea‘ (PREDIMED) y que ha sido publicado en la revista ‘Journal of Nutrition‘, se analizaron a 1.868 personas de entre 55 y 80 años con un alto riesgo cardiovascular, pero sin síndrome metabólico.jugos-de-frutas-a-tu-salud

Lea también: Jugos para bajar de peso

Asimismo, en el caso de las bebidas azucaradas, los investigadores comprobaron que cuando se bebían de forma habitual se incrementaba un 9% el riesgo de tener hipertensión y niveles bajos de colesterol HDL; además que el consumo de bebidas light y jugos de frutas naturales aumentaba el riesgo de obesidad abdominal.

Se trata de unos resultados que, a juicio de los expertos, refuerzan la hipótesis de que las bebidas azucaradas o edulcoradas, y los jugos de frutas deben estar “en la cima” de la pirámide nutricional, si bien es necesario recomendar disminuir su consumo a menos de cinco vasos a la semana.

Fuente: El Día.