El earthing no es más que caminar descalza por la tierra o la arena.  Al conectar tus pies con la tierra, puedes crear una unión entre lo natural y tu ser. Cuando careces de entes naturales por lo regular te sientes débil y con menos motivación, así que practicar esta terapia alternativa puede llenarte de vitalidad.

Al igual que una batería en un vehículo que lo mantiene en marcha, las pulsaciones rítmicas de energía natural que fluyen a través de la superficie de la tierra, mantienen tu maquinaria biológica en constante movimiento.

earthing en arena

Lea también: Lleva el spa a tu casa con estos tratamientos caseros

Más beneficios del earthing 

Según varios estudios, son numerosas las personas que al practicar earthing pudieron mejorar su calidad de vida y aliviar una gran número de dolencias o enfermedades, tales como dolor de espalda, artritis, diferentes alergias,  fibromialgia, jet lag, estrés y apnea del sueño.

Practicar earthing te será útil para dormir mejor y despertarte mucho más descansada, tener una menor rigidez muscular y sentir un alivio notable respecto a problemas respiratorios o los sofocos provocados por la menopausia.

Cuanto más profunda sea tu conexión con la tierra, más beneficios experimentarán tu organismo. Tu cuerpo se reajustará a un nivel más armonioso de funcionamiento.

Lea también: ¿Qué es la oligoterapia?

Fuente: Imujer

Comenta y se parte de nuestra comunidad