Pérdida de peso, disminución del apetito, presencia de cálculos en los riñones, vómito o diarrea, falta de tono muscular, infecciones urinarias y problemas en los huesos por falta de calcio, son algunos de los síntomas que presentan los niños con Acidosis Tubular Renal (ATR). “Sin embargo, el retraso en el crecimiento, suele ser la única manifestación clínica de la ATR proximal”, aclara Ana María Rosario, pediatra y puericultora para A Tu Salud.

Esta patología se presenta antes de los dos años de vida y se produce a consecuencia de la inmadurez en el funcionamiento del riñón. “Es una enfermedad que ocurre cuando los riñones no eliminan los ácidos producto del metabolismo y de los alimentos”, explica. Por eso, es vital, brindar a los niños una alimentación balanceada que incluya –en su justa medida- frutas, hortalizas y proteínas.

crecimiento

Lea también: Niños. Su crecimiento dependerá de la calidad de su sueño

Retrasos en el desarrollo

La observación, el control de la curva de crecimiento y  del peso del niño son claves para el diagnóstico de la Acidosis Tubular Renal. También se recomienda realizar pruebas de gasometría arterial, química sanguínea y análisis de orina para obtener resultados más precisos.

“Esta enfermedad hace que los túbulos del riñón no funcionen adecuadamente liberando cantidades insuficientes de ácido por la orina. Ese ácido se acumula en la sangre y crea un cuadro de acidosis metabólica que contribuye al retraso en el crecimiento”, explica. Esa situación genera, también,  efectos directos sobre el metabolismo del calcio y del colágeno.

Lea también: La hormona de factor de crecimiento de la leche materna es clave para los neonatos

Tratamiento oportuno

El diagnóstico rápido y la intervención adecuada hacen que, la Acidosis Tubular Renal, sea una dolencia curable y pasajera a menos de que se trate de una ATR genética. La  combinación de medicamentos y la alimentación balanceada permitirán la recuperación del peso y talla de los pequeños.

“El tratamiento de la ATR se enfoca en la corrección de la acidosis metabólica utilizando diferentes tipos de soluciones alcalinizantes cuya dosificación se calcula de acuerdo a cada paciente”, aclara. Al mismo tiempo se recomienda seguir una dieta baja en sal, rica en frutas y vegetales, con poca ingesta de carnes y cero consumo de enlatados y golosinas. Es importante mantener este régimen para evitar la aparición  de la acidosis metabólica. Por fortuna, al ser detectada a tiempo y recibir las atenciones adecuadas tiene un pronóstico, casi siempre, positivo.

Lea también: Falta de peso y crecimiento de los niños puede ser causa de Erge

Fuente: Ana Maria Rosario, pediatra y puericultor. Unidad Médica Integra Buenos Aires (Umiba). E-mail: anamarosario76@gmail.com – www.acidosistubularrenal.com.

Comenta y se parte de nuestra comunidad