En el Kamasutra, la posición del misionero, conocida como la matrimonial,  inglesa o la de “mamá y papá” es la más clásica y utilizada. ¿Sabes que si reinventas esta popular postura puedes intensificar el placer sexual? Para enterarte sigue leyendo… Te encantará. Relaciones 1

También puedes consultar: ¿Qué hacer y qué no antes del sexo?

Innovando en la cama 

Lo cierto es que “el misionero” es una de las preferidas entre los hombres junto a la del “perrito” y se puede usar igualmente para el sexo anal. Hoy te contaremos cómo darle un giro radical al misionero. De esta forma cada encuentro con tu pareja será como nueva. Tranquila, no te sentirás  aburrida.

  • Sube la pelvis. Un consejo bastante útil. Según el Kamasutra deberás subir las caderas y la pelvis hacia tu pareja, pídele que se coloque en ángulo, de esta modo que sus genitales estarán más juntos, la penetración y la presión sobre el clítoris será mayor. Con esa opción conseguirás que el placer sea inmenso.
  • Cojines. Incluye un cojín debajo de la cintura, así tu pareja podrá acceder mejor a la vagina y el punto G estará más cerca del pene. Toma a tu hombre por los glúteos, de esta forma tendrás más control de la situación y el morbo en el encuentro aumentará.Relaciones
  • Rodillas. Flexiona las rodillas y colócalas en su pecho, así a la hora de la penetración, loslabios estarán juntos y el pene rozará aportando mayor placer. ¡Inténtalo!
  • Piernas. Coloca las piernas encima de sus hombros, de esta manera lograrás ser un ente activo, y como estarás erguida, llegarás antes al clímax. Otra forma de hacerlo es pedirle a tu pareja que se arrodille entre tus piernas, deben estar encorvadas y buscar subir arriba para que la penetración sea exitosa.
  • Cierre de piernas. Igualmente puedes cerrar las piernas, aunque es un poco complicado, vale la pena. Tumbados de forma recta y conservando  las piernas cerradas, así lograrás ejercer una mayor presión mientras vuestro hombre os penetra.

También puedes consultar: Posturas sexuales para cada tamaño de pene

Fuente: Nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad