Una de las grandes dudas que tenemos todos los que buscamos preservar nuestra calidad de vida es sobre cuánta agua debemos tomar diariamente para mantenernos bien hidratados, por eso conversé con el Dr. Juan Carlos Méndez,  especialista en medicina antienvejecimiento, para que me aclarara cuál es el aporte adecuado de líquido que requiere nuestro organismo con el propósito de funcionar de manera óptima, más evitar con ello el envejecimiento prematuro.

El especialista recomienda que nos hidratemos no  sólo con agua, sino a través de infusiones, “para mantenernos equilibrados desde el punto de vista electrolítico, estimulando nuestras reservas antioxidantes y de esta manera poder combatir efectivamente todos los factores oxidativos o estresantes del medio ambiente”.

hidratación-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Lea además: Deshidratación por diarreas puede ser mortal en niños

Según Méndez, “del  agua depende el 70% de nuestra salud porque el cuerpo está compuesto en esa misma proporción del vital líquido, razón por la cual la hidratación es esencial”.

Ahora bien, esto no es posible solamente tomando agua, porque si tomamos únicamente ésta, lograremos el efecto contrario, es decir, la deshidratación por la pérdida de minerales a través de la micción. Por ello, los expertos recomiendan tomar ciertas infusiones como el té verde, rosa de mosqueta, té de frutas, la famosa flor de Jamaica, etc.; que en general aportan oligoelementos, polifenoles más principios activos que estimulan los mecanismos antioxidantes del cuerpo para luchar contra los radicales libres que deterioran las células.  De esta forma, comienza a aumentar nuestra capacidad de eliminación de toxinas, no de los minerales y así, las células se conservarán en las mejores condiciones posibles. Pero debo hacer un paréntesis, para aclarar que no se debe abusar del té de Jamaica porque en grandes cantidades resulta tóxico.

Todos podemos tomar cualquier tipo de infusión, excepto por ejemplo, aquellos que sufren de tensión arterial alta pues deben evitar los té que contienen mucha cafeína. Pero cuidado, esto no quiere decir que pueden ingerir tés descafeinados ya que, la sustancia con la cual quitan dicha cafeína es peor que ésta, entonces en lugar de tomar té verde, el Dr. Méndez recomienda disfrutar del té negro que posee menor cantidad. También el malojillo o el toronjil son una buena opción. Los niños pueden tomar infusiones pero no tan concentradas, deberían ser bastante suaves y diluidas, para que se vayan acostumbrando desde pequeños a suplementarse electrolíticamente.

Otro aspecto vital a destacar, es que al preparar una infusión debemos hacerlo con agua mineral, si son de las alcalinas mucho mejor, esto lo notará revisando el PH en las etiquetas. Luego obviamente hierven el té. Es muy importante que la olla no sea de aluminio  para evitar la liberación de esos metales dentro del agua. El recipiente debe ser de acero inoxidable preferiblemente. Deben preparar una cantidad que les permita hidratarse todo el día.

Este es un extracto del artículo original publicado en Caraota Digital.

María Laura Garcia

Comenta y se parte de nuestra comunidad