La parchita, también conocida como fruta de la pasión, es de sabor agridulce y exótico. Posee un alto contenido de agua y fibras convirtiéndola en un  alimento funcional para prevenir el  estreñimiento, reducir los niveles de colesterol en sangre y mantener el azúcar en sus límites, en caso de las personas con diabetes.

También resulta apropiada para las personas con sobrepeso, pues su alto contenido de fibra permite que produzca efecto de saciedad. Lo que hay que tener cuidado es con el azúcar añadido, que en estos casos debe sustituirse por edulcorante. 

La parchita se puede consumir en ensaladas, crudas, jugos, cócteles o en la preparación de postres como helados y tortas. Esta fruta está lista para ingerir cuando su cáscara presenta arrugas.

parchita-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Lea además: Mousse de parchita. Más postres light (+video)

Más beneficios de la parchita 

-Rica en vitaminas A y C, las cuales le otorgan al organismo la capacidad de prevención de enfermedades del sistema cardiovascular.

-Contiene minerales como potasio, fósforo y magnesio.

-Ayuda al cuidado de la piel, el cabello, la visión y el sistema inmunológico.

-Su infusión es un remedio efectivo para controlar los nervios.

-Aliado de los regímenes dietéticos, debido a su bajo aporte calórico.

– Ayuda a combatir el insomnio, la depresión, el estrés, la tiroides, la menopausia y el síndrome premenstrual.

beneficios de _la parchita-a-tu-salud

Lea más: Crema de mango y parchita

¿Quiénes deben limitar su consumo?

Esta fruta posee grandes cantidades de potasio, por lo que personas con problemas renales deben consumirlo de manera regulada.

Además las mujeres embarazadas o en período de lactancia no la deben consumir por la presencia de agentes alcaloides uterotóxicos.

Con información de Internet

Comenta y se parte de nuestra comunidad