Quince años después de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, 5.400 personas han sido diagnosticadas con un tipo de cáncer relacionado con el polvo esparcido durante la caída de las Torres Gemelas. Así lo dio a conocer el programa sanitario World Trade Center del Centro de Control y Prevención de Enfermedades.

Reseña ANSA que a los ciudadanos se les ha diagnosticado un cáncer de piel relacionado con el polvo que emanaba entre los escombros.

El 86% de los enfermos son quienes se desempeñaron como socorristas y voluntarios durante la tragedia.

Lea además: ¿Quiénes son más propensos a sufrir cáncer de piel?

La tasa de enfermos se triplicó respecto de 2014, cuando se habían registrado 1.822 casos.

Según los expertos, es probable que ese número se eleve aún más porque los datos se refieren sólo a las personas que decidieron inscribirse en el programa federal sanitario, por tanto, el total de enfermos podría ser drásticamente mayor.

Según el informe presentado por los Centros para el Control de Enfermedades (CCE) y el Programa de Salud del World Trade Center, la gran causa del mal fue la cantidad de polvo, ceniza y humo que se desató una vez impactadas las Torres Gemelas.

Comenta y se parte de nuestra comunidad