La sensación de hambre o de una dieta inadecuada en ocasiones puede volvernos impulsivos, descontrolados e intransigentes.

Esta incomodidad causa impresión de estómago vacío y la grelina, la hormona que determina el apetito, se revuelve contra sí misma y contra nosotros, provocando mal humor y comportamientos irreflexivos.

También puedes consultar: Dieta vegana ¿Un riesgo para niños?hambre-1

Estudio 

Gracias a los investigadores de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, esto pudo ser comprobado.

«El aumento de la grelina hasta niveles que se dan antes de las comidas o durante el desayuno provoca que actuemos de manera impulsiva», indica la endocrinóloga Karolina Skibicka, una de las autoras del estudio.

También puedes consultar: Características del síndrome del comedor nocturno

¡Atención!

Según Ramón de Cangas, dietista y nutricionista, el hambre nos asalta habitualmente cuando sometemos a nuestro organismo a dietas desequilibradas.

La sensación de vacío en el estómago nos avisa de una necesidad primaria, esto inmediatamente activa los mecanismos de alerta y desencadena ira, enfado y mal humor.

«Solo una dieta personalizada y elaborada por un nutricionista puede ayudarnos a minimizar esa sensación de hambre», indica De Cangas.hambre-2

También puedes consultar: Diseñan semáforo nutricional para gestionar los excesos de comidas

Por el contrario, un plan de adelgazamiento sin control y poco profesional solo trae los siguientes efectos:

  • Un estado continuo de ansiedad, esto suele ocurrir a menudo con las dietas milagros.
  • Peor rendimiento físico e intelectual.
  • Un estado de ánimo alterado y más vulnerable.
  • Menor capacidad de autocontrol y tendencia a tomar decisiones de una forma impulsiva.
  • El hambre también provoca un menú deficitario en nutrientes.
  • En edad avanzada, el deterioro cognitivo es mayor si el individuo toma una alimentación rica en hidratos de carbono con elevado índice glucémico.

También puedes consultar: ¿Cómo perder peso después de los 50 años?

Fuente: El Mundo

Comenta y se parte de nuestra comunidad