Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge demostraron que la inhibición farmacológica y la genética de una proteína conduce a una reducción significativa de la reaparición del cáncer de mama. También de sufrir metástasis en este tipo de tumor.

Según ha informado el instituto el hallazgo sugiere que los inhibidores de la proteína RANK, que se usan para tratar pacientes con osteoporosis y metástasis ósea, pueden ser potencialmente útiles para el tratamiento del cáncer de mama.

También puedes consultar: Estudio. Desayunar chocolate ayuda a bajar de peso

«En los tumores hay unas células cancerígenas que son las únicas células del tumor que dan lugar a nuevos canceres y metástasis. Es importante destacar que este nuevo tratamiento actúa disminuyendo estas células y las obliga a especializarse. Es como convertir al rey en peón», explica la Dra. Eva González Suárez, responsable de la investigación.cancer-1

Las células precursoras de cáncer expresan altos niveles de la proteína RANK, de hecho, la mortalidad en el cáncer de mama se debe principalmente a las células de este tipo que sobreviven a los tratamientos.

También puedes consultar: ¿Qué es la terapia genética?

«Tras una cirugía, muchas pacientes al cabo de los años recaen y desarrollan una enfermedad aún más agresiva», asegura la especialista.

«Tiene una aplicación terapéutica que inhibe las metástasis y las recaídas en el cáncer de mama. Pero también, puede actuar para prevenir este tumor en pacientes de alto riesgo», aclara González.

También puedes consultar: Conoce el movimiento “Age-Friendly-World” de la OMS

Fuente: El Mundo

Comenta y se parte de nuestra comunidad