Una molécula que ya había demostrado servir para tratar el cáncer de páncreas y de hígado, también demostró ser eficaz para reducir tumores de ovario.

Este hallazgo se consiguió gracias a tres científicos costarricenses:

  • Un biólogo con un doctorado en virología molecular.
  • Una especialista en biología y genética del cáncer.
  • Y un ingeniero en biotecnología.

Christian Marín, Marianne Hütt y Osvaldo Vega fueron los encargados de conseguir la patente para trabajar esta partícula.

Ellos laboran en la empresa privada Speratum, en las instalaciones del Centro Nacional de Alta Tecnología (CENAT).

También puedes consultar: Dermatoscopio: Aparato para detectar el cáncer de piel

¿Cómo se llama la molécula? 

La molécula se llama MIR198 y es un micro ARN (molécula que regula la expresión genética). Su labor es controlar otras moléculas de micro ARN.

Dicha molécula fue descubierta por Marín mientras realizaba su investigación en cáncer de páncreas en el Baylor College of Medicine en Texas, Estados Unidos.

También puedes consultar: OMS: Más tipos de cáncer se asocian con obesidad y sobrepesoovario

Hace unos años 

En 2013 Marín recibió luz verde para investigarla en el tratamiento del cáncer de páncreas.

Al poco tiempo, el especialista logró demostrar que la molécula también servía para el cáncer de hígado, e igualmente recibió el permiso, pero le hacía falta demostrar su efectividad en tumores de ovario.

Al regresar a Costa Rica, Marín conoció a Hütt y a Vega, y se alió con ellos.

“Teníamos dos años para demostrar que también servía para cáncer de ovario. Regresé al país. Hubo gente que creyó y nos financió y pusimos manos a la obra. Lo maravilloso es que esta patente se logró en Costa Rica con talento 100%  tico”, destacó Marín.

Ellos concluyeron su experimento un día antes de que el plazo se cerrara y lo enviaron a los abogados para que hicieran el trámite correspondiente.

“En lo que uno escribía conclusiones, otro montaba gráficos, otro corroboraba todo, fue muy intenso”, recuerda Hütt.

La respuesta de la oficina de patentes puede durar años en llegar, pero en este investigación el caso fue diferente, consiguieron la respuesta en tan solo un mes.

Más esperanzas para los pacientes con cáncer.

También puedes consultar: Alcohol y obesidad aumentan riesgo de cáncer de esófago

Fuente: La Nación 

Comenta y se parte de nuestra comunidad