Los panes sin gluten ni lactosa son ideales para las personas celíacas o tienen algún tipo de intolerancia. Aunque también pueden ser consumidos por cualquiera porque no contienen harinas. A continuación te ofrecemos dos recetas, una con batatas y la otra con yuca.

Pan de batata

Para realizarlo solo necesitas: 

  • 5 o 6 batatas medianas
  • 4 tazas de almidón de yuca
  • 1 taza de fécula de mandioca
  • 1 taza de aceite de oliva muy caliente
  • 1 taza y media de agua muy caliente
  • Sal a gusto

¿Cómo se prepara?

Lo primero que hay que hacer es cocinar las batatas para luego formar un puré con ellas. Cuando esté listo el puré, se debe mezclar con con la fécula de mandioca, el almidón de yuca y la sal.

A continuación añadir poco a poco el aceite. Por último, agregar el agua y mezclar todo hasta conseguir una masa homogénea.

Para formar los pancitos se hacen pequeñas bolitas con la masa. Se precalienta el horno y se cocinan a una temperatura de 180º por 40 minutos aproximadamente.

Si no se consiguen estos ingredientes, pueden sustituirse con otros tubérculos y/o féculas. Lo importante es mantener las proporciones y atreverse a probar recetas libres de harina de trigo, es decir, sin trazas de gluten.

También puedes preparar el conocido pandebono, típico de la gastronomía colombiana. A continuación la receta.

Lea además: Pan integral: Una opción más saludable

pan

Pandebono

El pan de queso sin gluten ni harinas, también llamado pandebono, es muy fácil de preparar. Originario de Colombia, se realiza con almidón de yuca y fécula de maíz. Esta receta (para 50 pancitos) de losantojosdeClara es bastante sencilla:

500 gramos de almidón de yuca
200 gramos de fécula de maíz (Maicena)
70 gramos de azúcar
10 gramos de sal
15 gramos de levadura (polvo de hornear)
600 gramos de queso tierno con sal  + 200 gramos de queso burgos con sal de buena calidad u 800 gramos de queso costeño blando o semiblando
100 gramos de mantequilla blanda
2 huevos grandes
150 o 200 ml de leche (si el queso es muy seco se puede añadir un poco más)

Lea además: Panqué de plátano sin harina

Preparación:

Precalentar el horno a 200 ºC.  En un bowl agregar el almidón de yuca, la fécula de maíz, el polvo de hornear, la sal y el azúcar. Mezclar todos los ingredientes.
Rallar o moler finamente el queso tierno y el burgos (o cualquiera que haya seleccionado). Si el queso no está bien molido o rallado no se integrará bien en la masa y durante el horneado puede agrietar el panecillo.

Añadir el queso o los quesos en la mezcla de ingredientes secos y amasar hasta integrarlo todo. Añadir la mantequilla y los huevos y continuamos amasando.

A continuación se agrega la leche poco a poco, mientras se sigue amasando. Este paso es muy importante porque con esta masa es muy fácil pasarse de humedad, no se debe echar la leche de un tirón. La masa debe quedar suave y manejable. Cuando tenga la textura de una plastilina, se debe dejar de echar líquido.
Una vez esté lista la masa se forman las bolitas de pandebono.  Se distribuyen sobre una bandeja especial para el horno, que sea antiadherente o que esté cubierta con un papel de hornear ligeramente engrasado.
Se hornean a 200 ºC por 20 minutos o hasta que adquieran un color dorado claro.

Fuente: Imujer, losantojosdeClara

Comenta y se parte de nuestra comunidad