Lamentablemente en los últimos tiempos es muy común escuchar que niños a partir de los 10 años son diagnosticados con hipertensión o simplemente con alteraciones de lípidos en sangre, como por ejemplo, el colesterol alto. Y más lamentable es, oír decir a sus padres  que no comen mucha comida chatarra o chucherías y que son muy activos físicamente.

¿Por qué los  jóvenes pueden sufrir del colesterol?

El colesterol alto, indiscutiblemente, puede aparecer en algunas personas a temprana edad debido a su carga genética y cuando ésto es así, muy poco puede hacerse al respecto para cambiar su organismo, más si se puede implementar diversos cambios en el estilo de vida o ser sustancialmente más estrictos con los mismos, para logar nivelar sus valores de lípidos en sangre. Ahora bien, si eso no fuese suficiente, pues el médico tendría que actuar prescribiendo el fármaco que mejor se adapte a su caso.

adolescentes a clases 4

Lea además: Alimentos que ayudan a controlar el colesterol

Mala jugada de la herencia…

El padecer de colesterol alto tiende a ser un mal de familia y la genética desempeña un rol fundamental en el riesgo personal de presentarlo.

Cuando un chico o un adolescente tiene el colesterol alto, debe inmediatamente hacer modificaciones  en su estilo de vida. Realizar ejercicios regularmente y nivelar su peso hasta hacerlo saludable implicará seguramente el llevar sus cifras de colesterol a la normalidad. Deben ejercitarse de forma enérgica, al menos, treinta minutos al día 4 o 5 días a la semana, debe incluso inscribirse en actividades extracurriculares que les permitan estar activos permanentemente. Lo anterior obligatoriamente significa, que debe limitar el tiempo que pasa frente al computador, la tableta, el televisor o el teléfono.

Procurarse una alimentación sana también es vital cuando hablamos de mantener a raya los lípidos en sangre. Por ello, trabajar de la mano de un nutricionista es clave.

Ya para finalizar, lastimosamente, solo en los casos difíciles, los cambios en el estilo de vida no bastan para mantener a raya al colesterol y estos pacientes tendrán que adicionar terapia medicamentosa. Lo imprescindible y lo que quiero lograr compartiendo esta información con ustedes, es que no se duerman en los laureles y actúen rápidamente ante esta condición en pequeños y grandes; porque no tratar el problema a tiempo puede conducir al estrechamiento y endurecimiento de las arterias, lo que aumenta el riesgo de sufrir graves problemas de salud más adelante en la vida.

Este es un extracto de la columna original publicada en Caraota Digital

María Laura Garcia

Comenta y se parte de nuestra comunidad