Conocer bien a la persona que deseas contratar no es tarea fácil, es importante adentrarte en su estilo de vida, saber qué valora de las personas, sobre todo de aquellas con las que trabajará. Más allá de pensar que un candidato es inestable por tener diversas experiencias laborales, pregúntale por qué ha tomado dichas decisiones, dependiendo de su respuesta podrás constatar si vale la pena o no sumarlo a tu equipo.

Te sorprenderías de lo que puedes aprender en cada entrevista y de lo mucho que puede aportarte alguien que se ha desenvuelto en distintos ambientes laborales.

Ahora bien, ¿qué tipo de personalidades elevan el valor y la calidad de tu empresa? Para responder a esta gran interrogante te damos algunos datos… Continua leyendo.

También puedes consultar: Conoce las consecuencias de trabajar en exceso

Atención y detalle  

Aún cuando siempre ha sido una tarea difícil encontrar personas que realmente presten total atención a lo que está haciendo, esto no es una excusa para no buscar piezas claves que ayuden a mejorar el trabajo de la organización.

¿Y qué es lo que las distingue? Primero que nada, estas personas están conscientes del peso que tiene cada error, por lo que no es necesario advertirles. Para ellos, repasar más de una vez lo que están haciendo, y tomar en cuenta las especificaciones, forman parte de su naturaleza.equipo-1

Ante todo respeto

¿Cómo saber si la persona que elegiste sabe lo que es el respeto? Por ello, deberás detectar si existe o no desde la primera entrevista ¿Cómo? Lo más sencillo de identificar es si llega a tiempo a la entrevista, la puntualidad es una excelente señal. Y, una vez que haya comenzando la entrevista, analiza si sus respuestas realmente contestan a lo que necesitas saber.

Iniciativa

La diferencia entre un equipo que solo sigue reglas, o que únicamente está en espera de que se les indique que hacer, reside en la iniciativa.

Para identificar esta cualidad, será necesario preguntarle al candidato el tipo de decisiones que ha tomado en sus previas experiencias laborales. Así como también será indispensable cuestionarle si en algún momento ha tomado la iniciativa de proponer algo distinto a lo que se le indicó.

Por el bien de la empresa

Así como una empresa está en constante evolución, tu equipo de trabajo también. A continuación algunas, de las muchas actitudes que puedes detectar a tiempo.

  • Que el joven presente quejas habituales, sin razón aparente.
  • Las excusas continuas para no realizar el trabajo que se le asignó.
  • Obstinación por tener la razón sin escuchar otras opciones u opiniones de compañeros.
  • Deseo inflexible de llevarse siempre todo el crédito.

También puedes consultar: Cómo proveer valor agregado a tu trabajo

Fuente: Entrepreneur

Comenta y se parte de nuestra comunidad