«El estrés controlado no solo es bueno para los niños porque mejora su respuesta ante determinadas situaciones, si no que es efectivo para prevenir la aparición de trastornos mentales en la edad adulta».

Ésta es solo una de la conclusiones a las que llegaron los investigadores de todo el mundo reunidos en el International Center for Scientific Debate (B.Debate).

También puedes consultar: Consejos prácticos para manejar el estrés en los niños

Los expertos coincidieron en que las experiencias estresantes durante la etapa prenatal, es decir la infancia pueden marcarnos de forma positiva o negativa en la edad adulta, por supuesto en función del tipo de estrés al que hayamos sido sometidos.trastornos-1

«Se ha empezado a entender que tener a los niños en una burbuja no les hace ningún favor», apunta Roser Nadal, investigadora del Instituto de Neurociencias de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y co-líder del congreso.

De igual forma añade que «someter a un niño a situaciones de estrés positivo como, por ejemplo, hacer que se organice por su cuenta, puede hacer que el pequeño se adapte mejor a futuras situaciones de estrés cuando sea adulto y a larga esto evite trastornos mentales».

Nadal se basa en datos experimentales con ratones y primates, y también en estudios epidemiológicos con humanos.

También puedes consultar: La adolescencia: una brecha entre la niñez y la etapa adulta

«Cuando sometemos a un menor a un estrés positivo, acompañado de un refuerzo por parte de los padres, estamos, en cierto modo, dándole instrumentos para que el día de mañana disponga de más recursos para mejorar su resiliencia».

«Si de niño ha aprendido a resolver situaciones por sí mismo, posiblemente en edad adulta podrá gestionar mejor un despido laboral o una ruptura amorosa», arguye la experta.

También puedes consultar: Trastorno Oposicionista Desafiante ¿de qué se trata?

Fuente: ABC

Comenta y se parte de nuestra comunidad