El clítoris contiene más de 8000 terminaciones nerviosas. Además, desde un punto de vista anatómico y fisiológico, puede compararse con el pene, pues también posee un pliegue de tejido para protegerse.

Aun así, esta zona del cuerpo no está exenta de la posibilidad de sufrir un incidente y puede inflamarse o experimentar otras lesiones, dependiendo del caso.

También puedes consultar: Sexualidad ¿Qué tienen en común el clítoris y el pene?

Para entender mejor de qué van estas posibles inflamaciones, contamos con la información de la Dra. Marie-Claude Bénattar, ginecóloga, ella nos comenta de una amplia variedad de problemas asociados al clítoris que pueden afectar su estructura.

Para que descartes alguna enfermedad te explicamos algunos de los por qué del malestar… clítoris 1

Enfermedades del clítoris
Microfisuras

Una caricia demasiado brusca, un rasguño por descuido o una falsa maniobra pueden provocar una pequeña herida en el clítoris.

En la actualidad la causa más frecuente sigue siendo el afeitado integral.

“Cada vez son más las mujeres que llegan a la consulta con el pubis completamente depilado, o casi. Entre ellas, la mayoría se pasa la cuchilla, así que es normal que al resbalar un poco se hagan daño en el clítoris y los labios menores”.

Candidiasis

Las rojeces y la hinchazón de los labios de la vulva y la entrada de la vagina pueden también llegar hasta el clítoris y causar prurito que con el tiempo inflama la zona.

Herpes

Es una localización rara, pues lo más frecuente es el herpes genital. No obstante, a veces se extiende hasta el clítoris.

El herpes da lugar a la aparición de vesículas en la vulva.

Y lamentablemente el brote de las vesículas puede resultar doloroso y favorece el desarrollo de otras enfermedades de transmisión sexual.

Irritaciones y pruritos

Numerosos factores pueden ocasionarlos.

“Empezando por llevar pantalones demasiado estrechos, o hilos”, señala la experta.

En cuanto aparezcan los primeros síntomas, ciertos jabones y geles íntimos pueden resultar demasiado abrasivos.

Más recientemente, han aparecido juguetes sexuales para el clítoris y geles con efecto calor que prometen sensaciones más intensas y pueden dar lugar a irritaciones y alergias.

También puedes consultar: Estos son los síntomas del Síndrome de Enfermedad Postorgásmica

Fuente: Doctissimo

Comenta y se parte de nuestra comunidad