Entrevistamos a la psicólogo Yereana Carvallo sobre lo que podemos o debemos hacer cuando nuestra familia no acepta a nuestra pareja, y esto fue lo que nos dijo:

Lo primero que hay que tener presente es que hay distintas circunstancias por las que no se produce la aceptación, pero para poder suavizar la situación, lo más importante es que exista una comunicación abierta, asertiva para entender las opiniones de ambos lados.

En el caso de los hijos, deben escuchar y respetar las opiniones de los padres, debido a que ellos deben tener ciertas razones por las que no aceptan a la pareja. Asimismo, es importante que los padres los escuchen para que se produzca el acercamiento.

Lea también: Embarazadas adolescentes con mayor riesgo de ACV

Las relaciones entre parejas se agravan cuando se da el rechazo, especialmente si se trata de adolescentes porque puede que ellos estén fijados en la idea de que ésa es la pareja indicada.

Lo que hay que hacer, es tratar de promover o estimular que la relación pueda ser bien llevada y favorable para la otra parte, en este caso, la familia.

Ahora bien, si se trata de adolescentes y la pareja es “dañina”, porque hay una adicción –conocida y comprobada- a las drogas o el alcohol, por ejemplo, es importante que los padres busquen un profesional que les dé la orientación familiar necesaria, ya que muchas veces se corta la comunicación cuando los hijos piensan que los padres quieren imponerles algo. Ésta es una buena manera de hacer entender a ambas partes: por medio de un tercero, neutral, que determine qué es lo que está ocurriendo una vez meditado el tema en cuestión.

Fuente: Yereana Carvallo. Psicólogo Clínico. Terapeuta en Constelaciones Familiares. Twitter: @yereana.

Comenta y se parte de nuestra comunidad