Un grupo de investigadores del Departamento de Psiquiatría del Hospital Central de Päijät-Häme (Finlandia), observó que las personas con altos niveles de pesimismo parecen tener un mayor riesgo de mortalidad inducida por enfermedad cardiovascular, incluso después de ajustar los factores de riesgo fisiológicos conocidos.

El estudio publicado en BMC Public Health, advierte la posibilidad de que el pesimismo sea un poderoso factor de riesgo de muerte por cardiopatías. Asimismo, revela que el optimismo no parecer ser un factor protector.

El estudio analizó a 2.267 hombres y mujeres finlandeses, según reseñó el diario español ABC.

Más detalles sobre el estudio

Altos niveles de pesimismo ya habían sido relacionado con factores que afectan la salud cardíaca, como la inflamación; sin embargo, no hay muchos datos sobre la conexión entre el riesgo de muerte por enfermedad coronaria con el optimismo o el pesimismo como rasgos de personalidad.

La afirmación la realiza el autor principal de la investigación, Mikko Pänkäläinen, al añadir que resulta sencillo evaluar los niveles de pesimismo y éste puede ser una herramienta muy útil junto con otros factores de riesgo conocidos como la diabetes, la hipertensión o el tabaquismo para determinar el riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria.

Por otro lado, este es el primer estudio que examina la mortalidad por cardiopatía y su asociación con el optimismo o el pesimismo como variables independientes. Las investigaciones previas que trataron el optimismo y el pesimismo como opuestos en una escala continua, obtuvieron resultados contradictorios, particularmente en relación con las asociaciones entre el optimismo y las muertes relacionadas con las enfermedades del corazón

Los investigadores encontraron que los 121 hombres y mujeres que fallecieron a causa de una enfermedad coronaria durante el período de seguimiento de once años del estudio, habían sido más pesimistas que las personas que todavía estaban vivas en dicho período. Sin embargo, no hubo diferencias entre los grupos marcados por el optimismo, lo que sugiere que el pesimismo por sí sólo genera un efecto sobre la mortalidad por cardiopatía coronaria.

Los investigadores creen que el pesimismo de verdad crea un ambiente estresante en el cuerpo y eso conduce a la enfermedad cardíaca.

Comenta y se parte de nuestra comunidad