«Treinta minutos trabajando a una alta intensidad queman la misma cantidad de calorías que una hora haciendo ejercicio en una más baja», afirma Gonzalo Maganto, entrenador físico para El País.

Esta semana, en «El reto de los 4 minutos», el asesor físico apuesta por un circuito de alta intensidad que busca elevar el ritmo cardíaco al 90%.

«De esta forma se quema glucosa y se metaboliza la grasa muy rápidamente. Incluso una hora después de haber hecho ejercicio el cuerpo seguirá metabolizando», asegura.

También puedes consultar: Dile sí a los abdominales de piegrasa-1

Ejercicios par quemar más grasa

¿Lo mejor? Es que se trata de un entrenamiento muy efectivo en el que se invierte muy poco tiempo.

«Además, si los ejercicios están bien ejecutados no aparecerán lesiones de ningún tipo», afirma Maganto.

Eso sí, él recomienda llevar un pulsómetro que te ayude a controlar el ritmo cardíaco. Un buen indicador para saber que estamos trabajando al 90% es no poder mantener una conversación mientras realizamos los ejercicios.

También puedes consultar: Subir escaleras: una vía fácil para ponerse en forma

«No hay peligro de pasarse de la ralla con la intensidad. El cuerpo se encarga de avisarte si sobrepasas el 90% del ritmo cardíaco y parará antes de llegar al límite», señala.

Si se practican estos ejercicios tres veces por semana, en un mes será evidente el cambio en la apariencia físcia. Pues mejora no solamente el ritmo cardiovascular sino también nuestro índice de grasa corporal.

Sin embargo, para que el entrenamiento sea eficaz, controlar la alimentación sigue siendo clave.

También puedes consultar: Entrenamiento funcional: cada músculo es un protagonista

«Para eliminar la grasa del organismo no basta con hacer ejercicio, es necesario también seguir una dieta saludable libre en grasas saturadas y rica en verduras, legumbres, fruta y pescado».

«Hay que buscar un aporte energético que nos ayude a entrenar pero que se queme rápido», explica el entrenador.

Una buena opción es tomar un plátano antes de hacer cualquier deporte. «Aporta mucha energía y la glucosa se quemará rápidamente», apunta.

También puedes consultar: Capacidad cardiorespiratoria y enfermedad cardiovascular en niños

Fuente: El País

Comenta y se parte de nuestra comunidad