Los chips de calabacín son una merienda saludable, con pocas calorías, económica y fácil de hacer que podrás disfrutar con cada integrante de tu familia. Son finos, crujientes y deliciosos. Fantásticos para compartir mientras se disfruta una película en casa, incluso en la calle porque son fáciles de llevar a cualquier lugar. Solo tienes que colocarlos en una bolsa hermética.

Aunque no lo creas poseen un sabor parecido al de las papas fritas, así que toma nota de la receta. Para preparar los chips solo necesitas tres ingredientes: 1 calabacín, aceite de oliva y sal.

Lea también: Facilísimos chips de batata al horno para combatir la ansiedad

Precalienta el horno a 225 grados. Coloca en una bandeja papel aluminio y rocía el aceite de oliva. Lava el calabacín y córtalo en rodajas finas. Coloca las rodajas en la bandeja impregnando el aceite de oliva.

Añade un poco de sal y deja que el calabacín la absorba. Hornea aproximadamente durante 40 minutos.

Deja enfriar por 2 horas y listo.

Conviene saber

El calabacín es un vegetal que contiene mucha agua, por ello se recomienda ampliamente en los regímenes de adelgazamiento. Es rico en vitamina C, B1, B2 y B6. También es rico en minerales.

Fuente: solorecetas.com

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad