Todos tenemos días malos y sin duda intervienen en el ritmo diario de vida, por eso es importante animarse a uno mismo y no dejar que el negativismo se expanda en la productividad laboral. Con algunos trucos y unos pocos segundos se puede levantar el ánimo.

Sonreír aunque no tengas ganas de hacerlo

Si bien al comienzo no se sienta necesario hacerlo, no cuesta nada sonreír un poco, será un pequeño alivio que te ayudará a mejorar el ánimo. Esta teoría se respalda con la que señalan los psicólogos de la Universidad de Harvard “Si la persona no expresa la emoción, no llega a sentirla”

Contar un chiste relacionado al problema

Ayuda a facilitar el cambio de actitud, Albert Ellis uno de los psicólogos más influyentes de la historia y planteó el uso de chistes como clave para “aniquilar tonterías”. Es viable exagerar estas situaciones y verbalizarlas y al hacerlo darnos cuenta de lo ridículas que son.

Lea también: ¿Sabes qué es el método de las cuatro A para conservar el entusiasmo?

Felicidad 1

Enviar fotos, emoticones o un simple “hola” a los amigos

La soledad muchas veces es la culpable, según diversos estudios, a la miseria e infelicidad, para levantar el ánimo múltiples expertos señalan que enviar un simple emoticono, una foto hermosa o diminuto “hola” puede cambiar tu día. Es hora de darle un buen uso a tu Smartphone.

Ceder el asiento en el bus

Ser servicial o tener un buen gesto con los demás puede hacer el cambio en el estado de ánimo en menos de 30 segundos, conjuntamente de influir positivismo en los demás. De acuerdo a psicólogos americanos involucrarse en los valores y creencias propias eleva el nivel de bienestar, se dice que los activistas sienten mayor vitalidad que aquellas personas que no se comprometen en un fin.

Comer un caramelo

Una recomendación que bien puede tomarse para algún disgusto pequeño, pero con cautela para que no se transforme un hábito compulsivo, endulza tu vida y verás que cambiarás de ánimos rápidamente.

Escribir 3 cosas positivas de uno mismo

Según la investigadora Sonja Lyubomirsky de la Universidad de California escribir tres cosas positivas de uno mismo levanta los ánimos rápidamente, ya que nos centra a apreciar lo presente analizando las bendiciones y gracias que tenemos.

Ya lo sabes, si pasas por un mal instante en la oficina bien puedes poner a prueba alguna de estas recomendaciones, no dejes que el negativismo influya en tu ámbito profesional (ni personal).

Fuente: inspirulina

Comenta y se parte de nuestra comunidad