Si quieres poner a prueba tu estado físico, obtener más tono y definición múscular y trabajar los músculos sinergistas, que no son más que aquellos que ayudan a los músculos antagonistas para hacer un movimiento como por ejemplo flexionar el codo, a continuación una combinación de posturas de Yoga y ejercicios de kickboxing que te encantará.

También puedes consultar: Soy diabético y quiero hacer ejercicios, ¿qué consideraciones debo tener?

Posturas de Yoga
Postura del perro boca abajo con pierna extendida

postura-de-perro

Para hacerla deberás sentarte sobre tus talones y llevar tu torso hacia adelante con los brazos extendidos por encima de la cabeza y separados a lo ancho de los hombros.

Luego apoya los metatarsos y empuja hacia arriba para estirar las piernas a la vez que alargas los brazos de modo que tu cuerpo forme una V invertida.

Ahora, eleva la pierna derecha y contrae los glúteos, sin despegar la planta del pie izquierdo de la colchoneta. Permanece en esta postura durante 20 segundos y cambia de lado. Haz 2 repeticiones con cada pierna.

Plancha lateral

plancha-lateral

Para hacer esta posición ponte en posición de plancha con los metatarsos apoyados y los brazos extendidos.

Luego haz presión contra el suelo con tu mano izquierda y rota tu cuerpo hacia la derecha, manteniendo los pies uno sobre el otro.

Eleva tu brazo derecho hacia el techo y mira al frente. Baja tus caderas ligeramente y sube unas 15 veces. Después, haz lo mismo del otro lado.

Postura del guerrero 3

postura-del-guerrero

Ponte de pie y da un paso hacia atrás con la pierna izquierda, flexionando la derecha a unos 90 grados.

Eleva tus brazos por encima de tu cabeza y lleva tu torso hacia adelante, quedando en diagonal al igual que los brazos.

Sube la pierna izquierda y desplaza tu peso a la pierna derecha que puede estar ligeramente flexionada.

Forma una T con tu cuerpo y permanece en la postura del guerrero 3 durante 10 segundos. Repite con la otra pierna.

Ejercicios de kickboxing
Patada lateral

patada-lateral

Párate con los pies separados a lo ancho de los hombros y mantén las manos por debajo de la barbilla con los puños cerrados.

Luego flexiona la rodilla derecha, eleva hasta tu cadera y da una patada lateral. Regresa a la pose de inicio y repite este ejercicio durante 60 segundos de un lado y después del otro.

Golpe directo

golpe-directo

Párate con la espalda erguida y el pie izquierdo adelantado. Eleva luego los puños a la altura de la barbilla y lanza un puñetazo con la mano derecha, mientras apoyas el metatarso del pie del mismo lado. Repite este ejercicio durante 60 segundos de un lado y después del otro.

También puedes consultar: Escuchar música mientras entrenas ¿Puede ser dañino?

Fuente: Sport Adictos

Comenta y se parte de nuestra comunidad