soltera
Foto referencial

Una relación de parejas posesivas para nada es sinónimo de felicidad. La personas posesivas sufren de celos, desconfianza, estrés y por supuesto infelicidad.

La persona que tiene a su lado una pareja posesiva lucha por tener su espacio, para que la otra persona confíe en ella y para poder tener libertad en disfrutar de su vida.

Parejas posesivas: Señales que alarman 
Celos excesivos

Tu pareja se enfada cada vez que sales con tus amigos, familia o compañeros de trabajo. En casos extremos, tu novio o novia puede tratar de alejarte de amigos y familia porque siente celos del tiempo que pasas con ellos.

Control

El control puede ser físico, emocional o financiero.

Las personas posesivas pueden tratar de impedir que busques trabajo, escojas tu propia ropa, te cambies de look o tomes decisiones cotidianas básicas. En este sentido, suele suceder que intente introducirte en su círculo de amigos y familiares hasta el punto de convertirlo en tu único entorno social.parejas-posesivas-1

Conducta manipuladora

Te amenaza con cortar la relación si no haces lo que te dice. Una persona posesiva puede acabar haciéndose daño a él mismo, amenazar con quitarse la vida, todo para conseguir que la otra persona siempre esté con él o ella.

Falta de respecto

Estas personas pueden hacer comentarios negativos de ti o de otras personas . Y lamentablemente esto puede ir creciendo. El resultado final es dañar tu autoestima. También puedes sentir que no respeta tus proyectos profesionales, académicos o tus planes de ocio.

Mal humor

Un temperamento fuerte puede ser una señal de advertencia. Las personas posesivas pueden enfadarse por cualquier cosa. En casos extremos este mal temperamento puede estar marcado por gritos, abuso verbal, e incluso abuso físico.

Fuente: Viva la Salud

Comenta y se parte de nuestra comunidad