La época navideña produce una mezcla de sensaciones, que van de alegría, pasando por la nostalgia, y en gran parte, por el estrés. Para que no te angusties en estas fiestas, aprende a regocijarse felizmente de la Navidad.

También puedes consultar: El perdón el mejor regalo de Navidad para ti

5 consejos para una Navidad sin estrés

Cuando estamos en pleno auge prenavideño, algunas personas lo ven como una época alegre y emocionante, pero muchas otras se abruman y lo consideran un período estresante e inclusive deprimente.

Si estás tan ocupada y pendiente de cada pormenor que te angustias y olvidas lo significativo (divertirse), si desatiendes tus propias necesidades sólo porque son unas fechas establecidas, estas cinco sugerencias te serán útiles para suprimir el agobio y comenzar a disfrutar:

Date un capricho todos los días

Este año, asegúrate de que sacas tiempo para ti y de que todos los días posees algo que esperar con ganas. Todos los días. Un paseo, un rato leyendo, un baño relajante, salir con amigos o con tu pareja, ver una película, lo que más te guste y te relaje. No debe ser caro y no tienes que utilizar mucho tiempo, con 10 minutos basta. Por supuesto, si puedes estar más tiempo mejor. Hazlo y notarás la diferencia en la energía que tienes.

Haz sólo lo que te guste

Haz solamente aquello que te suministre alegría y satisfacción, que te haga sentir bien. Parece sencillo, pero no lo es. Solemos aceptar invitaciones e ir a sitios donde no deseamos ir, o hacemos actividades que no sólo no nos compensan sino que nos estresan. A partir de ahora, y fundamentalmente en estas fechas de compromisos, acepta sólo lo que sepas que vas a divertirte. Pregúntate «¿Realmente quiero hacer esto? ¿Me va a proporcionar algún tipo de satisfacción?» Si no es así, recházalo, recuerda, no estás rechazando a la persona, sino a la circunstancia o actividad específica, es importante que no se te olvide esto.navidad

Olvídate de la perfección

Esencialmente en estas fechas es significativo aceptar que es imposible que todo salga perfecto y según tus planes, y está bien. Hazlo lo mejor que puedas y no te desesperes si a tu primo no le gusta tu regalo o si la cena no sale como habías planeado. Recuerda que lo significativo es pasarlo bien, a ser posible con la compañía de tu familia y, si eres creyente, celebrar las tradiciones navideñas y recordar el verdadero significado de la Navidad.

Redescubre el significado de las fiestas

¿Qué es lo que hace de la Navidad algo especial para ti y tu familia? ¿Cómo puedes hacer que este año sea realmente especial? Pregúntate a ti misma y pregunta a tus seres queridos qué es lo que más le regocijan en esta época. Puede que descubras que no es lo que esperabas, tal vez no les importe tanto qué hay de cena y gocen más adornando el árbol. Investiga qué les gusta y céntrate en eso, inclusive puedes empezar nuevas tradiciones. Te sentirás mejor, te estresarás menos y simplificarás las cosas.

Regálate unas vacaciones

Si bien sólo sean unos días para estar con tu familia o disfrutar y relajarte de la forma que desees. Principalmente si te cuesta desconectar o no eres capaz de descansar sin sentirte culpable, date ese placer y goza de estas bien merecidas vacaciones.

También puedes consultar:  Dile adiós a los agobios y al estrés

Fuente:  Comohacerpara

Comenta y se parte de nuestra comunidad