El buen tiempo aporta una variedad de momentos ideales para realizar ejercicio físico en familia, algo esencial para transmitir los buenos hábitos a los más pequeños.

Aunque hay muchos estudios que lo garantizan, no hace falta buscar muchas referencia para saber que si los padres son activos y hacen ejercicio con sus hijos, los pequeños tendrán más posibilidad de asimilar y extender con esos buenos hábitos.

También puedes consultar: No dejes de entrenar en esta Navidad

Hacer ejercicio y actividades saludables en familia como forma de ocio es ideal para que los niños se eduquen a este tipo de actividades.

Rutas en bicicleta o patines, paseos por la playa o la montaña, o bien deportes colectivos, cualquier particularidad es buena para que los niños se adapten a hacer ejercicio y lo vean como algo habitual y que, igualmente, forma parte de sus momentos de ocio.familia

También puedes consultar: Beneficios de manejar bicicleta

Exigir a los pequeños sólo logrará que lo refuten con más fuerza, por eso es interesante prepararlos desde siempre a que las actividades saludables estén integradas dentro del estilo de vida familiar.

En el verano, actividades y juegos en piscina y la playa son el pretexto ideal para que los pequeños gocen a la vez que se preparan a estar activo.

También puedes consultar: Escuchar música mientras entrenas ¿Puede ser dañino?

Es positivo promover estos hábitos y reforzar la asociación entre ocio y actividad física. De esta manera, cuando los niños vayan creciendo, es más posible que sigan considerando el ejercicio como algo que forma parte de su actividad cotidiana y que, además, les aporta satisfacción.

También puedes consultar: Soy diabético y quiero hacer ejercicios, ¿qué consideraciones debo tener?

Fuente: vitonica

Comenta y se parte de nuestra comunidad