Es buen momento entonces, para antes de hacerte propósitos, cerrar ciclos.

A continuación algunos puntos para cerrar ciclos de una forma práctica, concedidos durante una charla por el coach Fernando Portillo. Recuerda que es necesario cerrar algunas puertas no por orgullo, sino porque no llevan a ninguna parte.

También puedes consultar: ¿Cómo celebrar sin los seres queridos?

Sea cual sea el ciclo que debes cerrar, toma en cuenta lo siguiente:

  • Libérate. Crea una lista con todos aquellos recuerdos y sentimientos que deseas sacar de tu vida, toma la decisión de liberarte de aquellas cosas que te afectan en el presente y escribe al lado de cada una de ellas cómo puedes resolverlas.

Es necesario cortar todo lo que no aporte a tu vida, todo lo que no te deja avanzar, todo a lo que le abriste la puerta para que te afecte. No te lleves nada malo al año nuevo. Vacíate.

  • Celebra la vida. Agradece, reconoce cada pequeño y gran regalo que hayas recibido a la largo de tu vida y en especial en este año.

Si te es posible buscar la forma de hacerle llegar tu gratitud y buenos sentimientos a todas las personas que fueron un instrumento para la prosperidad, el avance, las bendiciones, aporte y tu vida en general, hazlo.

Una llamada, un mensaje, una visita, un detalle nunca están de más. Sé agradecido. Recuerda que cuando generas luz, tarde o temprano, y sin esperarlo o quererlo, esa luz ilumina tu camino.

  • Suelta el remordimiento. No mires hacia atrás para resaltar tus errores ni para pensar en lo que pudiste hacer o lo que pudo haber sido, piensa que los errores forman precisamente parte de tu proceso de crecer y alcanzar el éxito, las metas , avanzar.

Empieza a asumir que todo es aprendizaje, analiza en qué aportó a tu vida lo que haya sido difícil y asume el compromiso de corregir los errores y de aprender la lección, que esas situaciones llegaron a tu vida para que no las vuelvas a cometer.ciclos

  • Sana tus relaciones personales. Toma la decisión de perdonar a todas aquellas personas que de una u otra manera afectaron y si es necesario pide perdón.

Recuerda que el perdón no es quizás lo que deseas, pero se hace por obediencia y para poder sanar tú, más que la otra persona. Incluso si te hirieron pide perdón.

  • Regresa la familia. Regresa los amigos, a las personas que tú amas, es ocasión de reencontrarte con los tuyos, olvídate de lo que te hicieron y busca un acercamiento, tiende tu mano y celebra con ellos en esta época, es una oportunidad de cerrar ciclos y comenzar de nuevo deja el orgullo.
  • Todo está bien y va estar mejor. siempre tienes que saber eso. A pesar de todo lo duro que haya sido la situación que atravesaste –y estoy claro que de pronto durante este año enfrentaste y superaste muchas situaciones personales familiares, de amigos, de amores, económicas, de salud–, no importa, haz el esfuerzo de sonreír y saber que lo que sea que estés pasando también pasará.

¡Libérate de todo lo para que empieces más liviano y tengas más espacio para poder crear cosas positivas y para poder traer todo las bendiciones que la vida tiene para ti!

También puedes consultar: El perdón el mejor regalo de Navidad para ti

Ten presente que es más pesado empezar tus nuevos objetivos cargando tanto, es mejor si te vacías. Tu sabes cuáles son esas piedritas que te están molestando en tu vida y de las cuales te puedes sacudir.

Fuente: huffingtonpost

Comenta y se parte de nuestra comunidad