La demencia es un mal que afecta a unos 47,5 millones de personas en todo el mundo y lamentablemente cada año se registran 7,7 millones de nuevos casos, esto según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Un 60-70% de esos casos son Alzheimer.

También puedes consultar: Cardiólogo: Conoce la fórmula del médico de Obama

El Informe indicaba que España es el tercer país del mundo con mayor prevalencia de demencia y al parecer es solo superada por Francia e Italia.

Hasta un tercio de los factores de riesgo de la demencia siguen sin identificar, pero cada vez más son los estudios que apuntan a la contaminación atmosférica y al ruido que producen las autopistas como posibles causas.

También puedes consultar: Traumatólogos utilizan impresoras 3D para reparar huesos (video)

Las autopistas ¿Son culpables?

Un nuevo trabajo de investigación indica que las personas que viven cerca de rutas con tráfico intenso tienen más riesgo de desarrollar un tipo de demencia, como el Alzheimer.

En el estudio, realizado por la Agencia de Salud Pública de Ontario, en Canadá, se ha estudiado durante 10 años a los más de seis millones de residentes de esa provincia canadiense.

Para ello, se crearon cinco distancias: menos de 50 metros a la carretera, de 50 a 100 metros, de 101 a 200, de 201 a 300 y más de 300.Autopistas

También puedes consultar: Descubren terapia con movilidad reducida en manos

Resultados de vivir cerca de las autopistas 

Los que viven a menos de 50 metros tienen hasta un 7% más de riesgo de sufrir demencia, un 4% más los que residen a 50-100 metros y un 2% más los que viven a 101-200 metros.

También puedes consultar: ¡Alerta! Cada vez hay más infecciones difíciles de tratar

“Este estudio es el más grande que se ha realizado y donde mejor se ha definido la enfermedad de la demencia”.

“Amplía el conocimiento de los efectos negativos de la contaminación urbana y nos dice que además del ictus, el infarto de corazón, las enfermedades respiratorias o el cáncer de pulmón también interviene en la demencia”, explica Jordi.

Fuente: El Mundo