Foto Referencial

Si bien resulta difícil evitar la exposición contra el virus de la gripe, es posible reducir al mínimo la probabilidad de contagio siguiendo estos sencillos consejos:

Lávese las manos

El virus de la gripe se contagia a través de gotitas transmitidas por las personas infectadas al estornudar, toser, hablar, besar y tocar las superficies con las manos contaminadas. Por tanto, es vital lavarse las manos regularmente con jabón antibacterial y agua tibia. Frotar por 15-20 segundos mínimo y hasta las muñecas o los codos, es lo ideal. Si no es posible, realice un lavado más modesto, pero no lo olvide.

Vacúnese contra la gripe

Es importante tener en cuenta que las vacunas no necesariamente lo protegerán de todas las cepas de la gripe, pues continuamente aparecen nuevas. Sin embargo, las vacunas pueden reducir significativamente las posibilidades de capturar muchas de esas cepas.

Tome agua

Beber muchos líquidos es necesario para mantener una buena salud, así como para mantener su nariz y vías respiratorias húmedas mejor preparadas para rechazar los virus. Una buena hidratación también mantiene todo en movimiento a través de su cuerpo, y facilita la expulsión de las toxinas.

Lea también: ¿El ajo es bueno para desaparecer el resfriado?

Coma verduras

El consumo de una variedad de frutas frescas o congeladas y vegetales, le permite estimular su sistema inmunológico al proporcionar a su cuerpo vitamina C y otros nutrientes que le ayudarán a evitar la enfermedad.

Haga ejercicio regularmente

La actividad física regular le hará estar mejor preparado para combatir la enfermedad. Marchando en su lugar mientras ve la televisión o bailando al ritmo de sus obras musicales favoritas, también puede ejercitarse, así que no busque excusas.

Reduzca el estrés

El estrés debilita el sistema inmunológico y le hace más vulnerable a la enfermedad de la gripe, entre otras. De allí la importancia de tener bajo control a este asesino silencioso.

Duerma bien

Entre siete y nueve horas de sueño cada noche es lo recomendable para la mayoría de los adultos. Sin embargo, la calidad del sueño es más importante que la cantidad. Recuerde que la falta de sueño conduce a tener las defensas debilitadas y abre la puerta a la enfermedad.

También puedes leer:

Menos sueño, más gripe

Mantenga la gripe a raya

Un vistazo al “corazón” del virus de la gripe

Fuente:doctorozspanish

Comenta y se parte de nuestra comunidad