La cera fría es una buena alternativa para quienes buscan resultados inmediatos, además de garantizar, si se aplica apropiadamente, una piel extra suave.

Aunque la cera caliente es igual de efectiva, no resulta tan cómoda como la fría y puede ser peligrosa.

La cera fría viene en bandas que se adaptan a cada zona. Suelen tener una lengüeta que facilita el arranque del vello de raíz –incluso el más corto- con un único tirón.

Lea también: Depilación con azúcar. Método de depilación natural

Ventajas

Entre las ventajas de la cera fría, podemos mencionar:

  • Tacto suave. Si quieres que el vello tarde más de dos días en reaparecer, que la apariencia y el tacto de tu piel desprendan suavidad, opta por las bandas de cera fría.
  • Despreocúpate del vello hasta cuatro semanas. En la depilación con cera, el folículo piloso tiene que reconstruir el vello eliminado desde cero y la raíz tiene que volver a crecer, proceso que puede tardar hasta cuatro semanas.
  • Fácil de usar y eficaz. Puede ser utilizada incluso en el vello más corto, de hasta 1,5 milímetros, así que no hay que esperar. Apenas crezca puede aplicarse de nuevo. Esto asegura que se pueda mantener el tacto suave de la piel.
  • Vello más débil. Con el tiempo y el uso regular de este método, los pelitos se volverán más débiles y finos y crecerán en menor cantidad.
  • Un método asequible y un formato muy práctico. La cera fría es uno de los sistemas más económicos de depilación.

Lea además: Fotodepilación ¿Láser o IPL? / Dra. Katiuska Rivero

Recomendaciones
  • Completa el proceso con el aceite post-depilación. Para que la piel quede suave una vez finalizada la depilación con cera fría, aplique un aceite hidratante.
  • Exfoliación para unos mejores resultados. 24 horas antes de depilarse con cera fría, exfolie la piel para conseguir mejores resultados y, especialmente, para eliminar células muertas y desenterrar cualquier pelito que pudiera quedar bajo la epidermis.
  • Tenga cuidado con el sol. Utilice una crema con protección solar, aunque no vaya a tomar el sol o aunque el día esté nublado. El sol puede provocar un envejecimiento prematuro y acarrear otros daños irreparables a la piel.
  • Duchas con agua tibia. Mejorará la hidratación de la piel si se ducha con agua a baja temperatura. Los baños prolongados a altas temperaturas pueden resecar la piel y resultar perjudiciales en casos de problemas circulatorios.
  • Hidrate su piel desde adentro. Además de usar cremas hidratantes a diario, es necesario velar por la piel desde adentro. Para ello beba la cantidad necesaria de líquido y mantenga su cuerpo hidratado.

 

Fuente: Mujer.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad