aguas-detox-a-tu-salud
Foto referencial

Una alimentación desequilibrada y el sedentarismo dan lugar, sin duda, a que nuestro organismo sea un depósito de toxinas. Estas sustancias que al final deberían ser desechadas, ocasionan pesadez, fatiga, acidez, oxidación y por lo tanto envejecimiento, ansiedad, dolor de cabeza, problemas para conciliar el sueño, entre otros trastornos. Producir menos desechos y eliminarlos eficientemente nos harán sentir más ligeros, vitales y lucir más jóvenes.

Entrevistando a numerosos especialistas y en especial a mi médico, el Dr. Juan Carlos Méndez, (@doctorantivejez), he aprendido que existen distintas formas de depurar el cuerpo, y que él en particular resume en cinco fases de drenaje corporal que a continuación les describo, porque en este comienzo de año para mí son infaltables con el propósito de recuperarme de los excesos decembrinos.

Lea también: Propósitos para el 2017

A desintoxicarnos!!!

Fase de reducción: Consiste en disminuir progresivamente el consumo de alimentos refinados, enlatados, procesados con químicos o preservativos. La clave está, en hacer nuestra alimentación más natural y menos abundante.

Fase de neutralización. Beban un vaso con agua mineral más el zumo de un limón y una pizca de bicarbonato en ayunas por 7 días. Luego tomen sólo el “agua de limón”.

Bicarbonato-y-limon A Tu Salud

Fase de alcalinización. Tomen una tacita de cloruro de magnesio con una pizca de bicarbonato al acostarse durante un mes.

Fase de Movilización. Es conveniente realizar actividad física matutina vigorosa (caminen o suban las escaleras muy rápido), por al menos, 30 minutos y luego dúchense a temperatura natural, mientras se realizan un masaje de abajo hacia arriba para propiciar el drenaje linfático.

Fase de Eliminación. Se recomienda purificar el organismo con 4 cucharadas de leche de magnesio o aceite de ricino o un litro de sal de higuera una vez al año.

Lea también: ¿Para qué sirve la sal de higuera?

Adicionalmente, existen tratamientos complementarios que favorecen la desintoxicación del cuerpo: hidroterapia ionizante (pediluvio iónico), barrido de toxinas endovenosas, se trata de una solución endovenosa que contiene EDTA (ácido edetil amino tetracético) que produce un barrido de radicales libres, metales pesados, productos finales de la glicosilación y acumulaciones anormales de calcio en el endotelio vascular que se acumulan en las paredes de los vasos sanguíneos. Este tratamiento se indica a los que sufren de trastornos de la circulación. Los materiales tóxicos son eliminados a través de la orina. La hidroterapia de colon: es tan suave como un enema o lavativa pero mucho más eficiente y cómoda. El procedimiento dura 45 minutos y debe realizarse por cinco días consecutivos, acompañada del ayuno terapéutico de Buchinger para garantizar una desintoxicación completa.

Este es un extracto del artículo original publicado en Caraota Digital

María Laura Garcia

Comenta y se parte de nuestra comunidad