sexo robot
Cortesía

Un grupo de ingenieros especialistas en la materia, aseguran que en el futuro, las relaciones, e incluso el matrimonio con robots no será imposible. Al mejor estilo de la fantasiosa película que protagonizara Robin Williams, El Hombre Bicentenario, la idea de un robot capaz de generar sentimientos y desatar pasiones en los humanos no suena tan descabellada para los especialistas.

Sin embargo, la empatía sigue siendo un gran escollo cuando se trata de «sexbots». Los ingenieros aseguran que los primeros autómatas están a la vuelta de la esquina (para 2018 se estima que salga al mercado la primera muñeca inteligente), pero lograr que puedan actuar como un gran amante es muy difícil de resolver.

Una nota del diario Perfil, recuerda que a finales del año pasado, la Universidad de Londres fue sede del II Congreso Internacional “Amor y sexo con robots”, donde académicos debatieron el futuro de esta relación.

sexo con robots
Imagen de la película «El Hombre Bicentenario»

Lea también: 5 libros de sexo que tienes que leer

Más datos

“El sexo con humanoides está a la vuelta de la esquina, y los primeros ‘sexbots’ llegarán el año que viene”, dijo el experto en inteligencia artificial (AI) David Levy en el Congreso. Levy, autor de Amor y sexo con robots, estimó que el matrimonio con estos humanoides podría hacerse realidad en 2050.

“A medida que el sexo con robots sea más y más corriente, confrontaremos la posibilidad real del matrimonio. Y, ¿por qué no? Se trataría de maridos/esposas pacientes, amables, protectores, cariñosos, nunca celosos o groseros… a menos que quieras que lo sean”, afirmó risueño.

Por su parte, Julie Wosk, autora del libro Female Robots, Androids, and Other Artificial Eves y profesora en la Universidad de Nueva York, consideró que es muy posible que se desarrollen robots capaces de servir de compañeros sexuales. Pero en diálogo con Perfil advirtió que pensar en una amistad real entre humanos y robots es complejo.

Lea también: ¿Ver películas pornográficas beneficia la sexualidad?

sexo robot
Cortesía
Una realidad

En el II Congreso Internacional «Amor y sexo con robots», empresas como Abyss Creations,  anunciaron los primeros robots sexuales con la capacidad de moverse y hablar como humanos. El objetivo de estas “realdolls” de tamaño real y piel de silicona, según sus creadores, es potenciar el deseo y conseguir una simulación del sexo muy próxima a la realidad.

Otro avance en sexo cibernético presentado en el Congreso es el “Kissenger”, un dispositivo que permite a las parejas besarse aunque estén lejos. El gadget se conecta a un smartphone y por éste a Internet. La persona besa el dispositivo que registra los labios, su posición, duración y fuerza, usando sensores. Y luego reproduce el mismo movimiento en el receptor que tiene el destinatario del afectuoso gesto.

La “Teletongue” es otro desarrollo que está siendo impulsado por investigadores de la Keio University de Japón. Intenta que dos “amantes” puedan reproducir sensaciones en la boca, aun estando a distancia, por medio de una especie de chupón interactivo.

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad