Una adolescente australiana de tan solo 16 años casi pierde la vista debido a una reacción alérgica que sufrió al intentar teñir sus cejas. Así lo refirió el diario Daily Mail. 

Tylah Dure es el nombre de la chica que intentó ceñir sus cejas. Como consecuencia presentó hinchazón, picazón y posterior enrojecimiento de la zona; luego de que el tinte actuara después de 30 minutos.

Era como tener arena dentro de los ojos, sin poder quitármela, y una sensación como si estuvieran pinchando mis cejas con una cuchilla”, aseguró.

La joven, estudiante de belleza, aplicó el tinte sin antes probar el producto en otra parte del cuerpo y comprobar si el químico producía alguna alergia o alteración fuera de lo normal en su organismo.

Lea también: Productos cosméticos que le pueden hacer daño a tu rostro

Tras esta reacción, Dure fue llevada de emergencia al hospital donde le confirmaron que había sufrido “fuertes quemaduras” químicas en su rostro. “Hubiese sido terrible perder la vista tan joven por una tontería como la que hice” señaló la joven adolescente.

Ya en casa, la joven quiso contar su historia, para advertir y prevenir a otras personas que quieran teñirse, a probar el producto antes y en otra zona menos vulnerable.

Conviene saber

No es la primera vez que ocurre un caso como este. En 2015, Polly Smith, una joven inglesa de 19 años, pasó también un episodio similar. Pero en esa oportunidad tuvo consecuencias más graves, porque le produjo cicatrices permanentes después de una reacción alérgica severa, tras un tratamiento en las cejas.

A diferencia de Tylah, Smith pagó casi 54 dólares por un tratamiento de depilación con hilo, cera, y un tinte para que sus cejas se parecieran a la de una modelo. Al día siguiente, la joven inglesa no podía abrir uno de sus ojos debido a una horrible infección que hizo que se formaran costras alrededor de sus cejas.

Lea también: Sencillas maneras de cuidar tus cejas

Con información de: Telemundo, Uni Mexicali

Comenta y se parte de nuestra comunidad