¿Sabía que alrededor del mundo existen innumerables alergias que pueden afectar a nuestra salud, como por ejemplo, la picadura de una abeja, los mariscos, el polvo, ciertos químicos y hasta la alergia al frío? Sí, aunque cueste creerlo, este trastorno es conocido como «urticaria a frigore» y puede provocar reacciones alérgicas en nuestro cuerpo como ronchas, debido a las bajas temperaturas en el ambiente.

¿Qué es exactamente?

La «urticaria a frigore» es un trastorno que se activa cuando las personas que lo padecen entran en contacto con las bajas temperaturas de cualquier forma, ya sea por clima natural o clima industrializado  (aire acondicionado), produciendo brote de ronchas o bultos en la superficie de la piel causando irritación y picazón.

Las personas que padecen alergia al frío, por lo general son de piel sensible, tanto que incluso el agua en baja temperatura puede desencadenarles esta reacción.

Según informó el alergólogo Javier Subiza, especialista en Alergología e Inmunología en la Clínica de la Clínica Subiza, en una entrevista en BBC Mundo, «en casos extremos, esta reacción va acompañada de una baja de la tensión arterial, shock, mareo y puede llegar incluso a haber pérdida del conocimiento.»

Lea también: ¿De vacaciones a un lugar frío? Cuidado con tu piel!

 Afectaciones de la alergia

Subiza advirtió cuáles son algunas de las afectaciones de esta alergia:

  • Sentarse en el inodoro en ropa interior o incluso apoyarse en una pared que fría, les trae severas consecuencias.
  • No pueden comer en un restaurante con aire acondicionado.
  • No pueden tomar un helado o bebidas frías.
  • Afecta mayormente a adultos jóvenes.
  • Su severidad varía, pero en la mayoría de los casos no pasa de ser una urticaria.

Aunque por el momento se desconoce qué causa esta alergia, hay personas con células de la piel muy sensibles por causas hereditarias, virus o una enfermedad.

Para que se provoque esta clase de urticaria no es necesario que sea invierno, ni que la piel experimente temperaturas extremas. «Una bajada en la temperatura ambiente de 26 a 24 grados puede provocarla también», afirma Subiza.

  • También puede ocurrir en los días de calor con el sudor, cuando se enfría la transpiración.
  • No tiene cura, pero es una alergia que puede tratarse.
  • No es una enfermedad que dure toda la vida, desaparece con el paso de los años.

Los síntomas aparecen con temperaturas relativamente altas, a partir los 20ºC. Cuando esto ocurre, se administra un tratamiento protector con antihistamínicos, en dosis dos o tres veces más altas de las que se usan normalmente, que permite soportar climas más fríos.

Lea también: Frente frío ¿Cómo afecta nuestra salud respiratoria?

Con información de: tvn-2.com

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad