Con el propósito de incentivar y acelerar los estudios sobre nuevos antibióticos, la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicó su primera lista de “patógenos prioritarios” para bacterias resistentes.

“Esta lista es una nueva herramienta para garantizar que la investigación y el desarrollo respondan a necesidades urgentes de salud pública”, explicó la subdirectora General de OMS para sistemas de salud e innovación Marie-Paule Kieny.

La OMS divide su lista en tres clases, por su premura en la necesidad de encontrar nuevos antibióticos: prioridad crítica, elevada o media.

El grupo de prioridad crítica incluye bacterias multirresistentes que han adquirido resistencia a un elevado número de antibióticos. Estas son espacialmente peligrosas y pueden provocar enfermedades como gonorrea, gastroenteritis, infecciones en la piel, úlceras o meningitis neonatal. Existe alto riesgo de contagio en hospitales, ancianatos y pacientes inmunodeficientes. Entre tales bacterias se incluyen: Acinetobacter, Pseudomonas y varias enterobacteriáceas como Klebsiella, E. coli, Serratia, y Proteus.

El segundo y tercer grupo las categorías de prioridad elevada y media, contienen otras bacterias que exhiben una farmacorresistencia creciente y provocan enfermedades comunes como la gonorrea o intoxicaciones alimentarias por salmonella.

“La resistencia a los antibióticos va en aumento y estamos agotando muy deprisa las opciones terapéuticas. Si dejamos el problema exclusivamente a merced de las fuerzas de mercado, los nuevos antibióticos que con mayor urgencia necesitamos no estarán listos a tiempo”, aseveró Kieny.

El propósito de la OMS es elaborar una lista y obligar a los Gobiernos a establecer políticas efectivas que promuevan este estudio mediante organismos financieros con fondos públicos.

Lea también:  Glargina U300: nueva insulina para pacientes con diabetes

Una grave amenaza

Aproximadamente 700.000 personas mueren cada año debido a infecciones por bacterias resistentes. Una cifra que los expertos consideran podría ser mucho mayor. Por lo que se calcula que en los próximos 35 años cerca de 300 millones de personas mueran de forma inesperada por esta causa. Ante esta problemática los organismos internacionales han encendido las alarmas, y se han propuesto tratar el tema con mayor importancia y profundidad.

A finales de 2016, los 193 estados miembros de la Naciones Unidad acordaron en una Asamblea en Nueva York, EE.UU, sumar más esfuerzos para luchar con lo que se considera como “la mayor amenaza para la medicina moderna”: la resistencia a los antibióticos.

Al respecto, el ministro Federal de Salud de Alemania, indicó: “necesitamos antibióticos eficaces para nuestros sistemas de salud. Debemos actuar unidos hoy para un mañana más sano. Así pues, examinaremos y señalaremos a la atención del G20 la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. La primera lista mundial de la OMS de patógenos prioritarios es una nueva herramienta importante para garantizar y guiar la investigación y el desarrollo que permita lograr nuevos antibióticos”

A continuación compartimos la lista OMS de patógenos prioritarios para la I+D de nuevos antibióticos

Prioridad 1: CRÍTICA

1.Acinetobacter baumannii resistente a los carbapenémicos
2. Pseudomonas aeruginosa resistente a los carbapenémicos
3.Enterobacteriaceae, resistentes a los carbapenémicos, productoras de ESBL

Prioridad 2: ELEVADA

1.Enterococcus faecium, resistente a la vancomicina
2. Staphylococcus aureus, resistente a la meticilina, con sensibilidad intermedia y resistencia a la vancomicina
3. Helicobacter pylori, resistente a la claritromicina
4. Campylobacter spp., resistente a las fluoroquinolonas
5. Salmonellae, resistentes a las fluoroquinolonas
6. Neisseria gonorrhoeae, resistente a la cefalosporina, resistente a las fluoroquinolonas

Prioridad 3: MEDIA

1.Streptococcus pneumoniae, sin sensibilidad a la penicilina
2. Haemophilus influenzae, resistente a la ampicilina
3. Shigella spp, resistente a las fluoroquinolonas

Bacterias excluidas

El bacilo de la tuberculosis, cuya resistencia al tratamiento tradicional ha ido en aumento en los últimos años, hasta la fecha no ha sido incluido en la lista porque es objeto de otros programas específicos, afirmó Kieny.

Lea también: Resistencia a los antibióticos puede causar muchas muertes en el mundo

Con información de: lavanguardia, elperiodico.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad