Cuántos de nosotros hemos escuchado a nuestras abuelitas hablar de remedios caseros para aliviar  los posibles síntomas de alguna enfermedad como: dolor de garganta, de barriga, fiebres o dolores de cabeza? Y es que aunque son remedios que no curan, sí pueden ayudar a calmar ciertos padecimientos tal como lo ha comprobado el tiempo, y la ciencia lo ha confirmado.

Aquí compartimos 9 remedios caseros que usaban nuestras abuelitas y que resultan ser efectivos:

Hacer gárgaras para evitar resfriados

La Escuela Universitaria de Salud Pública de Kyoto en Japón, llevó a cabo un estudio con 400 voluntarios sanos donde a diario realizaban gárgaras con agua corriente, y se observó que estas personas eran menos propensas a sufrir de una infección respiratoria, generalmente vinculadas a gripes y tos, por lo que hacer gárgaras puede ser una buena medida higiénica para evitar cualquier resfriado.

Lea también: Libro: La botica en casa. Remedios caseros naturales

Vinagre y alcohol para evitar la otitis

Mezclar vinagre blanco con alcohol y usarlas como gotas para el oído puede calmar y prevenir la otitis, siempre y cuando no se tenga una perforación de tímpano. Esta mezcla ayuda también a detener el crecimiento de hongos y bacterias que causan la otitis externa. Así lo reseñó Mayo Clinic.

Jengibre para evitar las náuseas

Realmente desconocemos lo milagrosa que puede ser esta raíz. En un estudio de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, comparó el consumo de placebo y jengibre en las personas, y el resultado fue que los individuos que tomaban jengibre podían evitar las náuseas del embarazo, síntomas de mareos y malestares inducidos por tratamientos de quimioterapias.

Miel para la tos

La miel pura de abeja es altamente recomendada como medicamentos para la tos en los niños, así lo indica la Organización Mundial de la Salud, OMS. Además, tras un estudio realizado en 2012, se observaron a 300 infantes que habían estado enfermos y aquellos que tomaban 10g de miel antes de acostarse presentaron una reducción de tos y dormían mejor.

Manzanas y zanahorias para blanquear los dientes

Las frutas además de aportar a nuestro organismo vitaminas y minerales pueden ayudar a mantener los dientes limpios y blanquearlos. Come manzanas, zanahorias crudas y fresas para tener unos dientes envidiables gracias al ácido málico que poseen, que ayuda a blanquear el esmalte.

Cinta adhesiva para las verrugas

Un estudio científico realizado en el 2002 indica que cubrir las verrugas con cinta adhesiva podría eliminarlas. Aunque no representan un peligro para la salud, pueden ser molestas para quien las padece.

Lea también: Remedios caseros para tratar los moretones

Sopa de pollo para el resfriado

Tras una investigación se determinó que la sopita de pollo sí es milagrosa, y que podría calmar la inflamación que se produce durante los resfriados.

Vodka para combatir el mal olor corporal

Bien sabemos que el alcohol es nocivo para la salud, pero en este caso la vodka podría acabar con las bacterias y hongos que causan mal olor en las zonas de los pies gracias a su acción antiséptica. Sin embargo, mantener una buena higiene corporal es el mejor método.

Hielo para el dolor de cabeza

Aplicar hielo sobre la cabeza ayudar a adormecer el dolor causado por las migrañas. Una investigación en el año 2013 lo determinó. 50 personas con migrañas usaron hielo sobre la nuca al inicio de la migraña durante 30 minutos y decían que el dolor se había reducido significativamente.

Lea también: Remedios caseros para adelgazar

Con información de: cocinillas.elespanol.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad