Un grupo de ciegos, quienes conviven en un sanatorio dirigido por un cura, salen a recorrer los alrededores de la institución sin ánimo de dejar atrás, por primera vez, los muros que los han albergado. El sacerdote les pide que descansen del viaje en el bosque mientras este va a buscar agua y pan. Pero no volverán a saber de él a pesar de llamarlo a gritos. Ahí comienza la historia de Los ciegos, obra que se presenta hasta este 12 de marzo en la sala Rajatabla (entre Unearte y el Teatro Teresa Carreño) con dirección de Pedro Borgo.

Lea también: Obra. Terapia de grupo

En la ambientación de Los ciegos se hizo un esfuerzo importante con miras a trasladar al espectador hacia lo interno, no solo del bosque de la isla en la que transcurre la historia, sino también en los sentimientos de cada uno de los 13 personajes que participan en el montaje. Los sonidos tienen especial protagonismo.

Borgo, surgido del Festival de Jóvenes Directores Trasnocho, tiene en Los ciegos la oportunidad de dirigir por primera vez de manera profesional. Una experiencia que, si bien le ha gustado, no deja de asustarlo. “Se ha hecho un trabajo importante, sobre todo porque Maeterlinck no les pone nombres a los personajes, pues los identifica por alguna de sus características”, añadió.

¿De qué va esta obra?

Los ciegos, es original del dramaturgo belga Maurice Maeterlinck y fue escrita a finales del siglo XIX. Es una obra que habla básicamente de la soledad del ser humano con su entorno, en el momento en que el ser humano lo único que tiene para defenderse es si mismo”, dijo la actriz Andreina Meza.

¿Cuánto tiempo llevan preparando este montaje?

Estuvimos durante 2 meses ensayando diariamente, la obra tiene una duración de 45 minutos, pero aunque parece poco, se viven muchos momentos de intensidad.

Escucha la entrevista completa con dos de sus protagonistas aquí:

Fuente: Andreína Meza y Nerea Fernández

Comenta y se parte de nuestra comunidad