Rusdeiba Agelvis, especialista en Atención Psicoeducativa del Autismo,  indica que el niño con Síndrome de Down es cariñoso y no teme comunicarse, sin embargo, el niño con Autismo no es así; por el contrario, tiende al aislamiento.

Por eso hoy, Día Mundial del Síndrome de Down, se quiere hacer este llamado a los padres para que estén alertas sobre las diferencias entre ambas condiciones, ya que se ha notado un aumento del autismo como comorbilidad del Síndrome de Down.

Lea también: 21 de marzo. Día Mundial del Síndrome de Down

autismo

Foto referencial

Entrevistada en A tu Salud La Revista, la especialista nos cuenta más sobre estas condiciones y la importancia de hacer un correcto diagnóstico temprano para mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Escucha a continuación la entrevista:

Aumenta diagnóstico en el país

Rusdeiba Agelvis García dice que de los aproximadamente 2.500 niños que atiende, con distintos problemas, siempre forma grupos de entre ocho y nueve pacientes, cada dos horas y en cada equipo siempre hay uno con Síndrome de Down. “Sin embargo, en los últimos dos años he visto en cada grupo un niño que además de tener esta condición también tiene síntomas de autismo”.

La experta asegura que del 100% de la población con síndrome de Down, al menos el 30% podría estar presentando estas dos condiciones juntas.

Si un niño con Síndrome de Down deja de hacer cosas que antes de los 18 meses hacía de manera habitual, es señal de alarma de que algo está pasando. Ellos pueden entender si les dicen que no se puede ir al parque porque está lloviendo. Pero si tienen autismo se enojan tanto que se pueden  autolesionar y también a los demás.

Más información en terapiasdeldesarrollo.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad