La cirugía mínimamente invasiva, un adelanto tecnológico

donde también hay luz, cámara y acción

Hace algunos años, la preocupación de muchos médicos y sus pacientes recaía en las horas que debían permanecer en quirófanos bajo efectos de la anestesia y de las grandes heridas que se hacían para recibir operaciones de mediano y alto riesgo.

Se le atribuye a Philipp Bozzini, médico alemán que a comienzos del siglo XIX se realizara un gran adelanto en materia de endoscopia, un tubo conocido como lichtleiter o conductor de luz, una cámara de doble luz que utiliza como fuente una vela común que refleja el rayo luminoso en un espejo, este invento es considerado como el precursor del endoscopio moderno.

Muchas lunas han transcurrido desde que aquella velita alumbraba para revisar el cuerpo humano, hoy los adelantos tecnológicos nos han regalado la posibilidad de acercarnos cada día más a diagnósticos exactos e intervenciones mínimamente invasivas.

salud

Foto referencial

Lea también: Mucho cuidado con el Dr. Google

Un adelanto con luz, cámara y acción

La medicina es una de los primeros ciclos de la investigación tecnológica en cualquiera de sus especialidades, penetrar a un quirófano es para la tecnología un acto cotidiano, muchas son las prácticas tecnológicas que no sabemos que se encuentran en una sala de operaciones y en la preparación para ingresar a cualquier acto quirúrgico.

Los resultados de estas prácticas tecnológicas han dado como resultado la cirugía mínimamente invasiva. La Cirugía Mínimamente Invasiva (CMI) “Es el conjunto de técnicas diagnósticas y terapéuticas que, por visión directa, o endoscópica, o por otras técnicas de imagen, utiliza vías naturales o mínimos abordajes para introducir herramientas y actuar en distintos territorios de la anatomía humana”. (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria).

En la Cirugía Mínimamente Invasiva permite sólo practicando una pequeña incisión en el abdomen realizar operaciones de muchas especialidades médicas como la ginecología, urología, traumatología, cardiología, vascular, neurología… Muchas son las especialidades que se sirven de esta técnica que tiene excelentes resultados.

Lea también: Las Redes Sociales y los niños: Un problema de seguridad, salud y bienestar

Ventajas de la Cirugía Mínimamente Invasiva

Sin duda alguna, la cirugía tradicional o abierta, significaba muchas horas de trabajo y exploración de áreas corporales que el especialista no necesitaba tocar, la precisión con la que se trabaja, gracias a las nuevas técnicas, la luz, el monitor y la cámara que va ofreciendo un recorrido exacto significa ya una ganancia para el paciente y un diagnóstico acertado para el cirujano. Entre las ventajas de este tipo de intervenciones medico/tecnológicas están:

  • La significativa reducción en el dolor.
  • La recuperación acelerada / volver a caminar y la actividad diaria.
  • Reducción de la UCI y la estancia hospitalaria.
  • Mejora la función pulmonar postoperatoria.
  • Mejora de la calidad de vida.
  • Reducción de la rehabilitación cardíaca para pacientes hospitalizados.
  • Resultados estéticos altamente mejorados.

Hoy existen maravillosos equipos médicos que han transformado sus especialidades en un verdadero arte con la ayuda de la robótica, una interesante dupla al servicio de la salud acompañada por la tecnología.

Hasta el próximo martes.

Juymar García

Comenta y se parte de nuestra comunidad