Un estudio realizado por la Universidad Johns Hopkins revela que la causa principal del cáncer es el azar, y no el estilo de vida o la herencia como se consideró durante mucho tiempo.

Esta interpretación se debe a que las células sanas cometen errores de manera natural cuando se multiplican haciendo que las fallas en el ADN puedan derivar en las células mutaciones genéticas que conllevan al cáncer.

Estas mutaciones ocurren de diferentes formas de cáncer y obedecen a errores casuales, según afirmaron los investigadores en la revista Science.

Además, se requieren de múltiples mutaciones para convertir las células sanas en tumores.

Por otra parte, el equipo asegura que muchos tipos de cáncer son evitables siempre y cuando la persona adopte medidas preventivas comprobadas. Por lo que la mayoría de los casos de personas afectadas no solo sea cuestión de mala suerte.

Lea también:  Reconoce si tu espacio de trabajo es poco saludable

Controversia

El director del Stony Brook Cancer Center de Nueva York, Yusuf Hannun, aseveró que en la investigación se subestimaron factores ambientales y hereditarios debido a que los autores  no sabían cómo predecir  sobre la base de la secuencia y los datos epidemiológicos.

«Por ejemplo, aunque puede ser posible estimar cuánto contribuye el tabaquismo para que una persona desarrolle cáncer de pulmón, sería más difícil capturar completamente el impacto de la contaminación del aire o la exposición al gas radón», expresó el director a la revista Nature.

Algunos ejemplos

Según los autores el 77% de las mutaciones se debe a errores aleatorios de copiado del ADN, 18% a factores ambientales como el tabaquismo, y el 5% restante a la herencia capaz de desarrollar un cáncer de páncreas.

Asimismo puede ocurrir con el cáncer de próstata, más del 95% de las mutaciones se deben a errores de copiado aleatorios.

Mientras que en el cáncer de pulmón, el 65% de las alteraciones se deben a factores ambientales, como el cigarro y el humo, y el 35% a errores del ADN.

De los 32 tipos de cáncer investigados se estimó que el 66% de las mutaciones son provocadas por errores del ADN, el 29 % al estilo de vida o factores ambientales, y un 5% a la herencia.

“Necesitamos seguir alentando a la sociedad para que evite tanto los agentes ambientales como los estilos de vida que aumentan su riesgo de desarrollar mutaciones en el cáncer”, dijo Vogelstein, uno de los autores, al referirse que no se debe olvidar la prevención.

Incluso, los autores afirmaron que el 40% de los cánceres se puede prevenir evitando estilos de vida pocos saludables.

Un alivio para los pacientes

Para Volgelstein, este estudio podría generar alivio en millones de pacientes que desarrollaron la enfermedad teniendo un estilo de vida prácticamente perfecto.

Al igual que en los padres con niños con cáncer que se culpan de haber pasado los genes o brindado un ambiente no adecuado y causar la enfermedad en sus hijos.

Lea también: Tipo de pérdida de audición repercute en funcionamiento de audífonos

Con Información de lavoz.com.ar

Comenta y se parte de nuestra comunidad