En un mundo cada vez más inteligente,

que envejecer no sea un riesgo, sino una aventura

Juymar García

La vida en su correr ofrece severos cambios en nuestro organismo, que no importando cuánto nos cuidemos, la edad es una compañera inexorable que viene acompañada de muchos cambios que debemos asumir con mucho más cuidados que la misma juventud.

Es cierto que una vida sana nos dará una mejor vejez, pero qué hacer en un entorno desarrolladamente inteligente cuando se tiene que cuidar a un anciano. De eso hablaremos hoy en Salud y Tecnología.

Imagine equipar la casa con una serie de sensores, que envían datos a un panel consultable desde una aplicación móvil, hoy cuando bombillos, refrigeradores, microondas, puertas y hasta monitoreo punto a punto son una realidad la empresa americana HoneyCo Homes, puso todo su esfuerzo en desarrollar una serie de aplicaciones dedicada a los adultos mayores que van desde programación de neveras cuando haya comidas descompuestas, alertas para administración de medicamentos, llamados de auxilio y emergencia contactadas al dispositivo del responsable del adulto mayor.

Lea también: Mucho cuidado con el Dr. Google

En búsqueda de compañía

También dentro de los últimos avances para el cuidado del adulto mayor, están las novedosas aplicaciones tipo startup que proporcionan información y reclutamiento de especialistas en cuidados de tercera edad, con rigurosos filtros para ubicar al personal más calificado cuando de tener a su cuidado un ancianito se trata.

Las novedades en materia de salud y sus desarrolladores no paran y se han enfocado en cambiar la calidad de vida no solo de quienes llegan a la edad mayor, sino de quienes les rodean bajando los niveles de estrés,  ante la necesidad de buscar un cuidador profesional para la atención de su ser querido.

Como si lo anterior fuera poco, encontramos que el mundo tecnológico sigue investigando para brindar al adulto mayor una vida plena, como es el caso de Pulsecurity, una pulsera que monitoriza al usuario mayor las 24 horas del día con un servicio central que analiza los datos en tiempo real y actúa dando avisos coloridos cuando de alguna descompensación se trata.

Otra alternativa a destacar sería Kwido, un proyecto que, además de monitorizar la salud, también permite la gestión de medicamentos, recordatorios y hasta videollamadas con familiares a determinadas y programadas horas del día, tratando de humanizar cada vez más la inteligencia artificial al hacerla interactuar con familiares del abuelo.

Lea también: Las Redes Sociales y los niños: Un problema de seguridad, salud y bienestar

Sensores para la vida

Una startup española desarrollada por jóvenes, también es capaz de ayudar a la detección precoz de algunas dolencias como las insuficiencias renales, las cardiacas o la diabetes. Incluso puede contribuir a reconocer principios de Alzheimer, Parkinson y demencia Senil, a través de la detección de comportamientos erráticos.

En caso de detección, avisa a su centro de control, y pone en marcha el sistema de emergencia necesario. Por otro lado, y simultáneamente, contacta con los familiares. Además, los parientes pueden saber siempre que quieran cómo se encuentra el abuelo en tiempo real, desde su ordenador, tableta o móvil. Incluso pueden configurar determinadas funciones como recibir notificaciones si la persona sale de casa.

Todos los beneficios que aportan las nuevas tecnologías en edades avanzadas hacen posibles la autonomía del anciano, se siente valioso, tomado en cuenta y le regalamos, sin duda alguna, un acercamiento a la era digital a manera de defensa contra su propio organismo, cuando los años no perdonan.

Será hasta el próximo martes cuando tendremos un nuevo tema de Salud y Tecnología en A Tu Salud.

Juymar García

Comenta y se parte de nuestra comunidad