Las mujeres día a día nos preocupamos por cuidar nuestra piel, sobre todo la zona del rostro por ser una de las más delicadas. Una rutina diaria de limpieza e hidratación adecuada hará que tu cutis luzca más lozano, fresco, saludable, e incluso, joven. Pero ¿cómo lograrlo? A continuación te ofrecemos una receta con naranja y bicarbonato.

Lea también: Beneficios de tomar jugo de naranja diario

Bicarbonato de sodio: limpiador por excelencia

El bicarbonato de sodio es un gran limpiador, por ello es altamente recomendado para tratamientos de belleza. Posee propiedades alcalinizantes y desinfectantes, por lo que es apropiado para limpiar la piel.

Además, por su composición granulada, actúa como exfoliante, abriendo los poros y sacando la suciedad.

Naranja: nutrición y restauración

La naranja es un fruto que aporta grandes cantidades de minerales, flavonoides y aceites esenciales, por lo que ofrece numerosos beneficios para la piel.

Asimismo es un poderoso antioxidante natural que ayuda a combatir el envejecimiento.

Esta fruta permite restaurar la piel y que los poros se cierren tras haber realizado la exfoliación facial que te enseñaremos a continuación.

Exfoliante de naranja y bicarbonato de sodio

Para realizar esta receta casera sólo necesitarás:

  • Una cucharadita de jugo de naranja natural.
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Un recipiente limpio para echar la mezcla.
  • Un palito o cucharadita de madera para remover.

Para preparar este exfoliante natural y así limpiar los poros debes mezclar el bicarbonato con el jugo de naranja, hasta que quede una pasta espesa.

Cómo aplicar el exfoliante

Recuerda lavar tu rostro y manos antes de aplicar este exfoliante. Unta un poco del exfoliante con la yema de tus dedos y comienza a aplicar sobre el rostro con un suave masaje circular durante 5 minutos, distribuyéndolo por todas las zonas del rostro e incidiendo en las zonas más problemáticas, como la nariz, las mejillas, la frente o la barbilla. Deja actuar unos minutos y enjuaga con abundante agua tibia. Luego lava tu cara con agua fría para ayudar a cerrar los poros y termina aplicando tu crema hidratante habitual.

Lea también: Los beneficios de la gelatina para tu piel

Procura realizar este tratamiento una vez a la semana, preferiblemente de noche para evitar entrar en contacto directo con el sol. La naranja por ser un una fruta ácida puede generar la aparición de manchas en la piel si es expuesta a los rayos del sol.

Con información de ellahoy.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad