Un artículo publicado en la revista especializada en ciencia y tecnología IEEE Spectrum, reveló que grandes firmas especializas en tecnología trabajan sobre distintos tipos de inteligencia artificial para dar diagnósticos con mayor anticipación sobre todo de aquellas enfermedades relacionadas con tumores, la insuficiencia cardíaca, la diabetes e incluso reacciones adversas a ciertos fármacos.

La revista citó tres proyectos de presentación reciente. IBM es una de las empresas más comprometidas en este campo, gracias a su inteligencia artificial Watson ingresó a las salas de hospitales. El modelo desarrollado por la compañía en el marco de un proyecto de dos millones de dólares parece ser capaz de anticipar en dos años los diagnósticos de insuficiencia cardíaca respecto de los métodos tradicionales. El algoritmo utilizado se basa en datos habitualmente recolectados durante las consultas al médico.

“Descubrimos que diagnósticos de otras enfermedades, fármacos prescritos y registros médicos de eventuales admisiones hospitalarias, en este orden, pueden proporcionar algunas señales capaces de predecir la enfermedad”, precisó uno de los investigadores de la compañía estadounidense Jianying Hu. “A esto se suman informaciones obtenidas de los registros médicos, usando el lenguaje discursivo”, señaló

Intel, es otro de los gigantes en tecnología. La empresa se concentrará en favor de los tumores pulmonares. Es por eso, que la firma lanzó un concurso junto a su aliado chino AliBaba y otros socios para trabajar en un algoritmo capaz de leer las radiografías y otros datos médicos de un paciente para anticipar los diagnósticos y seguir de cerca la evolución del tumor.

Una aproximación diferente, aunque siempre en el marco de la alta tecnología, es aquella que según algunos “rumores” surgidos en los últimos días está probando Apple con la diabetes. El proyecto secreto, que estaría desarrollándose desde hace cinco años, pronostica el desarrollo de sensores capaces de monitorear el nivel de glucosa sin realizar los actuales pinchazos en la piel.

Efectos colaterales

Esta inteligencia artificial también podría ser capaz de predecir eventuales efectos colaterales de un determinado fármaco, así lo mostró un estudio realizado por la Universidad de Stanford, el cual fue publicado por la revista ACS Central Science. El algoritmo obtiene, información mínima acerca de la composición química de un fármaco, asimismo, formula predicciones ya sea sobre la toxicidad potencial o sobre la inestabilidad de la molécula, un factor crucial para su desarrollo.

Lea también: Avances en los estudios antienvejecimiento

Con información de El Clarin

Comenta y se parte de nuestra comunidad