Definitivamente la cirugía estética y en especial los implantes mamarios  llegaron para revolucionar el mundo de la belleza. Sobre todo para las mujeres. Sin duda alguna, las féminas son quienes más disfrutan de esta técnica popular para mejorar y realzar su aspecto físico y psicológico, que en ocasiones en muchas ayuda a levantar la autoestima.

Sin embargo, mucho se ha hablado y generado dudas sobre de la relación entre estas prótesis y la lactancia materna. Se podría decir que es un tema nebuloso para muchas mujeres. Ante tal situación, conversamos con la doctora ginecobstetra Fanny Toro, quien labora en la en el Instituto Clínico La Floresta.

Lea también: ¿Problemas con la lactancia? Aprende a darle pecho a tu bebé

El implante no afecta la lactancia

Una de las preguntas más comunes que se hacen las mujeres con implantes mamarios y están a punto de entrar en el proceso de la lactancia materna es si estas prótesis afectan la capacidad de amamantar, y la respuesta es  no, debido a que generalmente se colocan los implantes detrás del musculo pectoral explicó Toro, quien además aseguró que “la glándula mamaria que tiene la capacidad de amamantar no se ve afectada por la colocación de los implantes”.

Tal como lo indicó la médico obstetra, al estar el implante detrás del músculo pectoral, y éste llegara a romperse o tener una fisura por desgaste, el líquido o el contenido de la prótesis caería dentro de la cápsula que tiene alrededor, por lo que se podría decir que “no afecta la glándula ni el conducto donde está la leche que va a succionar el niño” precisó la experta.

Toro también aseveró que no es común encontrar en pacientes con implantes mamarios reacciones o complicaciones de tipo infecciosas o mastitis cuando están amamantando porque “puede ocurrir solo si la cirugía está muy reciente al momento que la mujer se embarazó, esas cicatrices pueden tardar más en cicatrizar producto de la operación, pero no necesariamente va generar complicaciones posteriormente si ellas van amamantar”.

 Implante RetroMamario

Desde ya hace varios años, la técnica más usada de implante es la “RetroMamario” que según afirmó la doctora es una prótesis mucho más segura para la mujer como para el cirujano y la glándula mamaria sobre todo para la hora de evaluarla posteriormente. “La glándula mamaria está más segura cuando la prótesis esta por detrás del musculo, entonces no afecta la mamografía, los ecos mamarios entre otros (…) se puede realizar sin ningún compromiso”, dijo.

No aumenta ni disminuye

Para finalizar, la ginecólogo Toro, comentó que la capacidad de dar leche o de amamantar no afecta en lo absoluto si la mujer tiene o no prótesis, es decir “no aumenta ni disminuye” debido a que “la glándula mamaria no se ve afectada por el implante. Básicamente la lactancia va a estar determinada por la succión del bebé y por la cantidad de líquido que la mujer ingiere en su dieta”. Por lo que se recomienda “al igual que las otras pacientes sin implantes es ingerir abundante líquido, en especial agua y colocar al bebé de manera que succione y haga que la leche baje y produzca la cantidad necesaria para niño” concluyó Toro.

Para mayor información o consulta con la médico ginecobstetra Fanny Toro, pueden llamarla a su consultorio en el Instituto Clínico La Floresta al número 0212 316.03.23 y al número celular 04242692413 o a través de su red social Instagram como: @fannytoro.

Lea también: Causa de ruptura de implante mamario

Comenta y se parte de nuestra comunidad