Los investigadores de Mayo Clinic descubrieron que la cirugía puede más que duplicar la esperanza de vida de muchos pacientes con cáncer renal avanzado; y les brinda entre 2 y casi 10 años más de lo que hubiesen vivido sin la operación.

Un trabajo publicado en The Journal of Urology  descubrió una “diferencia clínicamente significativa en la supervivencia” entre los pacientes con carcinoma de células renales sometidos a cirugía para extirpar completamente los tumores secundarios (llamados metástasis) y quienes no lo hicieron.

“El estudio descubrió que en los pacientes sometidos a cirugía para extirpar las metástasis, la probabilidad de morir debido a ellas fue aproximadamente la mitad en todo momento posterior al diagnóstico”, comenta el Dr. Bradley Leibovich (doctor en medicina), urólogo de Mayo Clinic y autor experto del trabajo.

Cáncer renal

Lea también: ¿Te atreverías a experimentar los dolores del parto? (+video)

El Dr. Leibovich dice que desde hace mucho ha observado pruebas anecdóticas de que la extirpación quirúrgica de las metástasis deriva en mayor esperanza de vida. No obstante, los estudios sobre el tema no fueron concluyentes porque no abordaron lo suficiente el sesgo de selección; es decir, muy a menudo se seleccionaba naturalmente a los pacientes con menos tumores o localizados en zonas más fáciles de operar y, por lo general, ese tipo de pacientes también vivía más largo.

Más detalles

Los estudios anteriores tal vez ya aportaron la respuesta, pero los médicos no pudieron encontrarla para llegar a una conclusión, y fue entonces cuando entró en escena el Centro Robert D. y Patricia E. Kern para la Ciencia de Brindar Atención Médica de Mayo Clinic.

Con la ayuda del centro, los urólogos de Mayo y otros investigadores realizaron un análisis de los estudios anteriores. Dicho metaanálisis investigó ocho estudios sobre 2267 pacientes con carcinoma de células renales, que es un tipo de cáncer del riñón, y descubrió que la esperanza de vida total de los pacientes cuyas metástasis no fueron extirpadas quirúrgicamente era de 8 meses a un poco más de 2 años, mientras que en quienes se sometieron a la cirugía aumentaba a 3 y hasta 12 años.

“El propósito es tratar de llegar a los pacientes con diagnósticos desafortunados para realmente intentar mejorar sus resultados”, anota el Dr. Harras Zaid (doctor en medicina), fellow de oncología urológica en Mayo y autor principal del trabajo.

“En muchos tipos de cáncer, se sabe que la supervivencia varía; pero en el cáncer del riñón, es notable la variabilidad tan significativa que hay en la supervivencia después de descubierta la diseminación de la enfermedad, y algunos pacientes mueren mucho antes de lo esperado, mientras que otros viven más tiempo del anticipado”, dice el Dr. Leibovich.

El presente estudio ayuda a resolver las dudas a través del metaanálisis, o investigación de análisis previos, a fin de guiar el camino desde el punto donde los estudios anteriores quedaron inconclusos o incompletos. Los investigadores del Centro para la Ciencia de Brindar Atención Médica realizan este tipo de trabajo a menudo, lo que brinda un apoyo fundamental a la investigación y a los estudios que luego se implementan ampliamente y transforman la práctica de muchos proveedores de atención médica de todos los departamentos a fin de mejorar el acceso y la satisfacción de los pacientes.

Si desea más información, visite mayoclinic

Comenta y se parte de nuestra comunidad